Mientras ultiman detalles del DNU que declara a la Salud como "interés público", el Gobierno reglamentó este jueves la obligación del diseño de "programas especiales" para asegurar la provisión de medicamentos para el tratamiento de enfermedades crónicas que deberán cumplir las prepagas y obras sociales. Se extenderá durante el aislamiento preventivo obligatorio. 

La resolución 281 publicada en el Boletín Oficial establece que las nuevas modalidad de entrega deberá superar, de forma excepcional, los "periodos habituales" para evitar la concurrencia de los beneficiarios a las farmacias.

"A tal efecto, se entenderán prorrogadas de pleno derecho todas aquellas prescripciones de medicamentos de uso crónico, por el plazo que dure el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto por el Decreto Nº 297/20 y sus prórrogas si las hubiere, y hasta treinta días posteriores a su finalización", detalla el texto oficial. 

Además, se autoriza a los agentes del seguro de salud a presentar las solicitudes de reintegro con copia de la "última receta emitida por el profesional tratante", por lo que no se requerirá una orden actualizada. 

En tanto, desde la cartera conducida por el ministro Ginés González García,  definen los últimos puntos del DNU que declarará a la Salud como "interés público" en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19. De esta forma, el Gobierno centralizará las compras de insumos y podrá disponer del uso de las instalaciones públicas y privadas.

"No vamos a discutir la propiedad, podrá ser estatal o privado, pero creemos que tiene que haber un comportamiento igualitario para cada argentino”, adelantó el ministro  Ginés González García este miércoles en la videoconferencia con la comisión de salud de la Cámara de Diputados. 

Hoy el ministro se reunirá con  prestadores privados de la salud. El encuentro se llevará a cabo en la sede del ministerio de Salud, según lo informó Jorge Cherro, presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (Adecra) y vicepresidente de la Unión Argentina de Salud (UAS).

La nueva modalidad de despacho se suma a la prohibición de compras de respiradores para establecimientos privados sin previa autorización de Salud, y la limitación de exportaciones de productos sanitarios esenciales para el combate de la pandemia.