El Ministerio de Salud de la Nación pidió a la Justicia que investigue las irregularidades de la empresa que estaba a cargo de los hisopados a los pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza para determinar la calidad del servicio, las constancias de facturación y horario de los test y la situación del personal.

El anuncio fue realizado luego de que se confirmara que la empresa que se identificaba com Labpax aunque su razón social es Sanity Care, será reemplazada en la operatorio por el centro de salud Stamboulian.

Las autoridades de la cartera de Salud realizaron una presentación ante el Juzgado Federal N° 1, que subrroga el juez Luis Armella, para solicitar que se investigue el accionar del centro médico encargado de realizar los testeos a pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, luego de haber realizado una inspección motivada por denuncias sobre irregularidades.

El pasado 30 de abril, funcionarios de la Dirección Nacional de Habilitación, Fiscalización y Sanidad de Fronteras, se hicieron presentes en las instalaciones del centro médico, propiedad de la firma Sanity Care Internación Domiciliaria S.R.L, para constatar los procedimientos que realiza la empresa, indicaron desde el Gobierno.

 Salud realizó esta inspección en su calidad de órgano de fiscalización, "sin tener ningún vínculo contractual con la firma a cargo de la detección de casos de COVID-19" al ingreso y egreso del país, que fue contratada por Aeropuertos Argentina 2000, agregaron.

Qué irregularidades detectaron en los testeos

Durante la inspección, se seleccionaron aleatoriamente 7 informes de hisopados a pasajeros realizados entre el 21 y el 23 de abril, donde

  • se cotejó el tiempo transcurrido entre la hora de emisión de la factura al momento del pago de la muestra y el horario de los resultados. 
  • también se observó que si bien Sanity care es el servicio médico del aeropuerto, tanto en la cartelería como en medios gráficos y redes sociales se promociona al público como LABPAX, lo cual es confuso
  • se comprobó que la empresa regularizó la situación del plantel profesional bioquímico mientras que le resta aportar más documentación sobre los técnicos y auxiliares.
  • las autoridades de Salud requirieron  la acreditación del total de test adquiridos y se verificó que superan la cantidad de viajeros testeados.

La inspección corroboró además que las instalaciones del Centro Médico reunían “correctas condiciones higiénicas sanitarias”, al momento de la fiscalización.