El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires presentó una denuncia por "estafa" contra la empresa E-ZAY, luego de haber abonado por adelantado $170 millones por 5 millones de barbijos, de los cuales hasta el momento solo recibió 150.000. La operación, realizada a través de una contratación directa en medio de la emergencia por la pandemia, estipulaba la compra de 5 millones de barbijos por $340 millones, de los cuales la gestión de Horacio Rodríguez Larreta desembolsó un 50%; es decir, $170 millones, a razón de $68 por barbijo. "La firma propuso un cronograma de entregas que no cumplió. Se la intimó en reiteradas oportunidades, al seguir incumpliendo se decidió la rescisión del contrato", explicaron. La investigación del caso quedó en manos del fiscal Maximiliano Vence, el mismo que tiene a su cargo la compra de barbijos N95 a Green Salud, otra polémica en la cual quedó envuelto el Gobierno porteño por el alto precio de ese insumo.