El coronavirus en Argentina acumula 122.524 casos y 2.246 muertes en total, mientras que más de la mitad de las personas se contagiaron por transmisión comunitaria de Covid-19. En este panorama, el Ministerio de Salud pidió a las provincias sin o con pocos casos que se mantengan en "alerta permanente" ante y "pensar que en cualquier momento puede presentarse un caso" para estar preparados y evitar brotes.

La cantidad de personas que llegaron a Argentina enfermas desde otro país se reduce cada vez más, y ya es menor a 1: sólo 0,9% de los casos son importados. En descenso también está el porcentaje de quienes se contagiaron por tener contacto estrecho con otro infectado, en 31,9%.

Por el contrario, la cantidad de personas que contrajo Covid por transmisión comunitaria ya llega a 50,6%, es decir, por una alta circulación de la enfermedad en el lugar donde viven y no se puede rastrear el camino de contagio que hizo el virus.

Hay 824 pacientes con coronavirus internados en terapia intensiva, de los cuales 91,9% se encuentran en Capital Federal y provincia de Buenos Aires. El 63,9% de las camas de cuidados críticos existentes en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) están ocupadas con personas con todo tipo de afecciones. El porcentaje de ocupación de estas unidades a nivel nacional es de 54,4%.

Por otro lado, ya se recuperaron 54.105 personas, que fueron dadas de alta, y representan un 44,1% del total de casos confirmados. Sólo ayer recibieron el alta 1.498 afectados.

"Cuando pensamos en los números positivos primero es este número de personas que se han recuperado, que casi llega al 45%. Y en Argentina seguimos recordando que la mortalidad por millón de habitantes es una de las más bajas de la región", destacó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Por otra parte, también resaltó que al comparar el mes corriente con julio de otros años, "con motivo de las enfermedades respiratorias, en este momento no está circulando prácticamente otro virus que no sea el Sars-cov2 en todas las muestras respiratorias positivas y en las internaciones", explicó.

Sobre esto, añadió que "el distanciamiento físico y las medidas de prevención han impactado positivamente en la disminución de las enfermedades respiratorias", por lo cual "el sistema de salud sigue pudiendo dar respuesta a quien necesita ser atendido", siempre y cuando se lo siga reforzando desde el Gobierno y continúen las medidas de cuidado.

Si bien hay zonas del país donde hay muy pocos casos de coronavirus y se encuentran en la fase de distanciamiento social, Vizzotti pidió a las autoridades y a los trabajadores de la salud de esos lugares que se mantengan en "alerta permanente" ante la posibilidad de que aparezca un caso nuevo.

La funcionaria remarcó no deben "pensar que no va a llegar, sino todo lo contrario: pensar que en cualquier momento puede presentarse un caso, y que si en ese momento la vigilancia es sensible, quien atiende a ese paciente usa su equipo de protección personal y se generan todas las recomendaciones, la posibilidad de controlar ese brote y que no haya casos secundarios en el equipo de salud como en la comunidad es mucho más alta".

"Inclusive donde no hay casos tenemos que seguir cumpliendo las recomendaciones, porque si estamos en un lugar de autorización de reuniones sociales, alguien ingresa con un virus y no cumplimos con las recomendaciones, lo que va a pasar es que haya muchos casos secundarios", enfatizó.

Con respecto al Día del Amigo, recordó que sólo se pueden hacer encuentros sociales en los distritos donde está permitido por las autoridades: no están autorizadas en los lugares donde rige el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, es decir, el departamento de San Fernando en Chaco, Capital Federal, el conurbano bonaerense, y la provincia de Jujuy.

"El riesgo es mucho más alto en lugares cerrados, cuanto más cerca estemos, cuanto más tiempo estemos, y cuando realicemos actividades más intensas", recomendó para los lugares donde se pueden hacer encuentros. 

Quienes tienen autorizado pueden encontrarse con amigos o hacer reuniones sociales con estas recomendaciones, pero en los lugares donde no se permite "tenemos que entender la importancia de seguir postergando estos encuentros y saber que falta menos para que podamos hacerlos si seguimos cumpliendo estas recomendaciones".