El 7° Open House Buenos Aires (OH-BA) 2019, el festival de arquitectura y urbanismo que este año abrirá las puertas al público de 145 edificios icónicos de la Ciudad, por su valor arquitectónico, cultural y patrimonial, se realizará los días 9 y 10 de noviembre y la inscripción para visitar a algunos de ellos, siempre con entrada gratuita, abrirá el martes próximo.

Si bien la mayoría de los edificios podrán visitarse sin inscripción previa, hay una lista de 40 para los que existe límite de cupos, que estará habilitada a partir del 22 de octubre en la página www.openhousebsas.org/edificio, con la descripción de cada edificio, su dirección y el día y hora de apertura al público, entre otros el Planetario y el Palacio Lezama; en todos los casos será necesario presentar DNI.

El evento creado en Londres en 1992 por Victoria Thornton invitando a pensar el diseño y la arquitectura urbanos como un factor de bienestar común e individual, se replica hoy en 30 ciudades del mundo y Buenos Aires se une así, abriendo las puertas de sus teatros, palacios o casas particulares a New York, Londres, Oslo, Dublin y Lisboa entre otros importantes centros urbanos donde voluntarios, los propios arquitectos o dueños sirven de guías en sus recorridos.

La nueva mirada que propone el Open House toma forma a partir de recorridos originales y actividades poco usuales, como las caminatas y bicicleteadas, la "cámara oscura" que recreará en el interior de algunos edificios el mecanismo de una máquina fotográfica y pintadas de murales en forma colectiva para mejorar la fachada urbana e interactuar con la comunidad.

"Vamos creciendo y mejorando, por un lado hay 145 espacios contra 109 del año anterior", dice en entrevista con Télam uno de los fundadores de este evento en suelo porteño, el arquitecto y académico Santiago Chibán.

En la lista de novedades se inscriben recorridos por las reurbanizaciones de los barrios Rodrigo Bueno, el Playón de Chacarita, el 21-24 y el 31. "Hoy se piensan departamentos amplios, iluminados, consorcios más chicos, a partir de un imaginario bien diferenciado del que ganaba las miradas en los años 70, con ejemplos como los bloques de viviendas sociales de Lugano 1 y 2, en el sur de la ciudad, construidas, de tan juntas, casi hacinadas", grafica Chibán.

Se trata de uno de los tantos recorridos posibles -por los estilos, movimientos o épocas arquitectónicas- a partir de los cuales se puede repensar la ciudad y nuestra forma de habitarla.

"Conocerlos, permite valorarlos, criticarlos y tomar una postura, con esa intención es que tratamos de poner sobra la mesa toda la variedad arquitectónica y urbanística de una ciudad que, en un mundo cada vez más globalizado e interconectado, incorpora teorías y conceptos de todos lados", concluye.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos