El "puente de hielo" del glaciar Perito Moreno cayó en la madrugada y en la oscuridad y cuando no había turistas ni científicos, ni cámaras de televisión que pudieran registrar el fenómeno.

Germán Solveyra, intendente del Parque Nacional Los Glaciares, indicó que no podían especificar la hora en que el arco de hielo colapsó "ya que a partir de las 22 la zona fue liberada de público", de acuerdo a las medidas de seguridad que se establecieron para el acontecimiento que comenzó el sábado a la mañana.

Este fin de semana, a partir del conocimiento de la formación del "puente" por las filtraciones del Brazo Rico al Canal de los Témpanos, unas 10.000 personas fueron al parque, "4.000 el sábado y 6.000 el domingo", precisó el funcionario.

Pero a la hora de la ruptura, sin público, el glaciar tampoco pudo contar con luz para ver lo que pasaba, como ocurrió en marzo de 2016, cuando fue televisado en vivo por las cámaras de varios canales.