El presidente Alberto Fernández recordó este martes el 44to aniversario del debut de Diego Armando Maradona en la Primera División de Argentinos Juniors, equipo del que es reconocido simpatizante.

"Un día como hoy, hace 44 años, debutaba Diego Maradona en la primera de Argentinos Juniors. Fue el comienzo de la historia más extraordinaria que haya dado el fútbol mundial", escribió el Presidente en su cuenta personal de Twitter.

Y agregó: "Gracias, Diego, por todo lo que ocurrió desde aquel día".

Maradona, quien cumplirá 60 años dentro de diez días, debutó en la Primera de Argentinos el 20 de octubre de 1976, en un partido que el equipo de La Paternal perdió de local ante Talleres de Córdoba, 1 a 0, por el torneo Nacional. "Ese día toqué el cielo con las manos", recordaría más tarde el propio Diego, una frase que también citó Alberto Fernández.

El actual técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata jugó en el club de La Paternal hasta 1981, cuando fue traspasado a Boca Juniors. Luego jugó en Barcelona (España), Napoli (Italia), Sevilla (España), Newell's Old Boys y nuevamente en Boca, además del seleccionado argentino.

El propio ex futbolista recordó el aniversario de su debut en su cuenta de Instagram, con una foto alusiva en una de sus historias.

El Presidente, por su parte, es un reconocido hincha de Argentinos Juniors y fue nombrado socio honorario de la institución el 2 de abril de este año, el día de su cumpleaños 61.

No es la primera vez que el actual mandatario y el astro de la Selección se ven unidos por este club. El 26 de diciembre de 2019, dos semanas después de asumir, Fernández recibió a Maradona en la Casa Rosada, en un encuentro en el que hablaron de fútbol y discutieron la posible incorporación de técnico de Gimnasia al plan de Argentina Contra el Hambre.

"Neoliberalismo nunca más. Volvimos. (Mauricio) Macri te vas a tener que ir a vivir a Tailandia. No vuelven más", dijo Maradona luego, al asomarse al balcón de la Casa de Gobierno mientras sostenía una  réplica en miniatura de la Copa del Mundo.

Maradona, en el balcón de la Casa Rosada