El argentino contagiado de coronavirus —el primer latinoamericano en contraerlo— "está mejor" y presenta un "cuadro leve", mientras se encuentra internado en un hospital japonés, según confirmó el Ministerio de Salud. Se trata de un integrante del grupo de argentinos que viajaban en un crucero que está en cuarentena, de los cuales siete todavía se encuentran a bordo pero sin síntomas de la enfermedad.

El navío, llamado Diamond Princess, es el mayor foco de coronavirus fuera de China y ya son 70 las personas con un diagnóstico confirmado, por lo cual deberá permanecer anclado por 14 días en el puerto de la ciudad japonesa de Yokohama a partir de la detección del primer caso.

Siete pasajeros argentinos están desde hace cuatro días en cuarentena a bordo del crucero. "Están aislados y no presentan síntomas, pero estamos en contacto mediante el reglamento sanitario internacional, la Cancillería y el área de argentinos en el exterior muy activa", informaron voceros de la cartera sanitaria a Télam.

Respecto del argentino de 61 años que presenta la enfermedad, afirmaron que ha desembarcado para ser atendido en un hospital y "está mejor", pero siempre se trató de "un cuadro leve" de coronavirus.

En este caso, se aplica "el protocolo de las autoridades sanitarias japonesas", mientras el paciente y su familia están también "en contacto permanente con el cónsul, Cancillería y el ministerio de salud argentinos, a través del reglamento sanitario internacional".

Creado en 2005, el Reglamento Sanitario Internacional es un "acuerdo internacional jurídicamente vinculante suscrito por 196 países, entre los que se encuentran todos los Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud, cuyo objetivo es ayudar a la comunidad internacional a prevenir y dar respuesta a los riesgos graves para la salud pública que puedan cruzar fronteras y amenazar a la población mundial", según explica en su portal la OMS.

La Comisión Nacional de Salud de China elevó el número de muertos por el coronavirus a 908 entre los 40.171 contagiados diagnosticados en el país asiático.

Por su parte, el barco, con 3.700 personas a bordo, se encuentra en el puerto de Yokohama, bajo cuarentena desde el pasado lunes después de que se constatara la infección de un pasajero que desembarcó en Hong Kong, según un cable de la agencia DPA.

"Con la ayuda del Ministerio de Sanidad de Japón, el barco recibió medicamentos adicionales que se están clasificando y distribuyendo según la prioridad médica y urgencia", declaró la presidenta de la operadora Princess Cruises, Jan Swartz, en un comunicado recogido por la cadena estadounidense NBC.

Desde la firma aseguran que la cuarentena en el barco terminará el 19 de febrero "salvo acontecimiento inesperado". El domingo fue autorizado el desembarco de pasajeros y tripulantes de otro crucero con casos sospechosos, llamado World Dream, tras atravesar con éxito el período de cuarentena.

Por otro lado, las autoridades médicas de Hong Kong autorizaron el desembarco de los 3.600 ocupantes, contando pasajeros y tripulación, del crucero World Dream tras atravesar con éxito el período de cuarentena del coronavirus.

La neumonía de Wuhan, causada por un tipo de coronavirus surgido en esa ciudad china en diciembre, superó ya a la epidemia del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS, en su acrónimo inglés) de 2003 en número de muertos: al menos 813 perecieron a consecuencia de la primera, por los 774 de la segunda.