El chamamé fue declarado Patrimonio Cultural inmaterial de la Humanidad por la Unesco, tras una votación realizada en París y que desató festejos en la provincia de Corrientes. 

El chamamé se convirtió de este modo en el tercer bien cultural argentino declarado patrimonio de la humanidad, luego del tango y el fileteado porteño. La propuesta aprobada en el órgano cultural de la Organización de las Naciones Unidas surgió desde el Estado argentino a través de un planteo del Gobierno de Corrientes.

Esta fue la segunda oportunidad en la que el estilo musical del litoral argentino se sometió a esa instancia y en la previa, el Gobierno correntino, a través del Instituto de Cultura, realizó una vigilia el teatro oficial Juan de Vera, con una transmisión por pantalla gigante y que se transformó luego en una celebración y un plan de actividades a desarrollar en todo el país.

"Junto con los responsables de cultura de todo el país estamos organizando actividades en cada una de las provincias, a través de audiovisuales, mostrando los paisajes naturales y uniendo a todos a través de una danza con el clásico Kilómetro 11", dijo el presidente del Instituto de Cultura, Gabriel Romero.

Y destacó además: "Con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires también estamos planteando acciones de visibilización, que vamos a estar dando a conocer en los próximos días".

En la previa hubo actuaciones en vivo los conjuntos chamameceros La Pilarcita, Gente de Ley, Irundy y Chamamé Kuña y recorridas por la ciudad con hasta el puerto de Corrientes, donde se sumaron a la caravana agrupaciones tradicionalistas a caballo y clubes hípicos encabezados por una imagen de la Virgen de Itatí .