Investigadores del Hospital Afiliado de Suzhou de la Universidad Médica de Nanjing, publicaron un estudio que sugiere que el coronavirus podría causar daños tanto en los riñones como en los testículos, según informó el diario británico Mirror.

Los especialistas advirtieron que la enfermedad puede afectar la producción de esperma y sugirieron la probabilidad de daño inmune grave en los testículos y sugirió la probabilidad de que la enfermedad además de afectar la producción de esperma, altere la formación de hormonas sexuales masculinas.

Aunque el coronavirus se dirige principalmente a los pulmones y al sistema inmunitario, en teoría puede afectar la capacidad de reproducción de un hombre, según el Hospital Tongji de Wuhan.

El Hospital Tongji, afiliado a la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, es uno de los hospitales designados por el gobierno para tratar a pacientes con coronavirus desde que comenzó un brote en Wuhan en enero.

Según los expertos, el nuevo coronavirus, conocido como SARS-CoV-2, ingresa a las células humanas y causa daño tisular al unir su proteína espiga a la enzima convertidora de angiotensina 2 de la proteína de la membrana celular (ACE2).

Se sabe que ACE2 está presente en otros órganos humanos aparte de los pulmones y puede ser especialmente abundante en los testículos de un hombre. El equipo afirmó que puede concentrarse en varias células que están directamente relacionadas con las capacidades reproductivas masculinas, incluidas las células germinales, las células de soporte y las células de Leydig.

Agregaron que durante el brote de SARS en 2002 y 2003, los médicos observaron daños graves en el sistema inmunitario en los testículos de algunos pacientes masculinos.

Aunque los médicos no detectaron el coronavirus del SARS o SARS-CoV en los testículos de los pacientes, advirtieron que podrían sufrir inflamación en sus órganos sexuales, según el estudio.

Dado que el nuevo coronavirus es muy similar al coronavirus del SARS y los dos comparten el mismo receptor de células huésped ACE2, el equipo concluyó que, en teoría, el nuevo coronavirus podría causar daño a los testículos de los hombres.

“Por lo tanto, para los hombres que padecieron la infección, especialmente aquellos que necesitan reproducirse, es mejor someterse a pruebas de fertilidad relevantes, como la calidad de los espermatozoides y las pruebas de nivel hormonal, después de la recuperación para detectar posibles problemas lo antes posible”, señala el hospital en informe escrito.