El presidente del Barcelona, Joan Laporta, habló por primera vez sobre la superliga europea, proyecto en el que sigue junto a Real Madrid y a Juventus: "Es absolutamente necesario que los clubes grandes digamos nuestra opinión respecto al reparto económico. Somos partidarios de las ligas estatales y hablaremos con la UEFA", señaló en TV3 durante la disputa del Open Banc Sabadell de tenis.

"Tenemos una posición de prudencia. Es una necesidad, pero la última palabra la tendrán los socios", aseguró Laporta y añadió que los clubes grandes aportan mucho y deben participar en el reparto económico.

Sobre la superliga señaló: "Debe ser una competición atractiva, basada en los méritos deportivos. Estamos dispuestos a mantener a un diálogo abierto con la UEFA. Creo que habrá un entendimiento. Necesitamos más recursos para que esto sea un espectáculo".

A Laporta le preguntaron por qué el Barcelona sigue sin bajarse del barco pese a que nueve de los doce "clubes fundadores" ya lo hicieron: "Ha habido presiones sobre algunos clubes, pero la propuesta sigue existiendo. Las inversiones son muy importantes, los salarios muy altos y todo esto se ha de tener en cuenta de la misma manera que los méritos deportivos".

Los clubes fundadores iban a recibir 3.500 millones de euros, que serían destinados únicamente a planes de inversión en infraestructura y a compensar el impacto de la pandemia. Detrás de este desembolso estaría el JP Morgan, que según señala Financial Times respaldará el proyecto con casi 5.000 millones de euros.

El presidente de UEFA, Aleksander Ceferin, se mostró muy comprensivo con Laporta pese a las críticas realizadas contra el resto de los dirigentes que montaronel proyecto: "Me decepcionaron todos, pero quizás menos el Barça. Hace muy poco que eligieron a Laporta y hablé con él dos o tres veces".

"Estaba sometido a una presión considerable por la situación económica. Él lo heredó, no fue su culpa que la situación fuera así, por lo que obviamente estaba bajo mucha presión. Pero, al mismo tiempo, como un negociador astuto, se aseguró una salida. Si pagas de más a los jugadores, jugadores inapropiados y no logras un resultado, significa una pérdida", concluyó Ceferin.