No parece ser precisamente el año más dichoso del que se tenga memoria, sino más bien lo contrario. Sin embargo, o quizás por eso, el Happiness Research Institute, con sede en Copenhague, lanzó el primer Museo de la Felicidad.

El espacio, que abrió hace unos meses y ya recibió cientos de visitantes, está en la capital de Dinamarca, país que se posiciona en el segundo lugar en el ranking de la felicidad de 2019, publicado en marzo de este año, antes de la pandemia. Argentina figuraba en el puesto 55. Los países nórdicos suelen ser referencia en el tema, por lo que la ubicación del museo tiene lógica.

"Parece que todos buscamos la felicidad, pero quizás la buscamos en los lugares equivocados. Nos hemos enriquecido como sociedades, pero a menudo no logramos ser más felices", dice el Museo de la Felicidad en un comunicado reproducido por la revista del Smithsonian. "Por lo tanto, el Instituto de Investigación de la Felicidad decidió crear un museo donde podamos dar vida a la felicidad".

El museo cuenta con ocho salas dedicadas a diferentes teorías sobre la naturaleza de la felicidad. En una pantalla, se les pide a los invitados que elijan entre una "máquina de experiencias" que brinda a los usuarios un placer infinito, aunque ilusorio, y el mundo real, que implica dolor y sufrimiento. Otras exhibiciones incluyen una sala de mapas que identifican los países más felices e infelices del mundo, un laboratorio de la felicidad, una descripción general de la historia de la felicidad, una zona sobre "anatomía de la sonrisa" y una exploración sobre las razones por las cuales los países nórdicos se encuentran entre los más felices. Antes del lanzamiento, se hizo un llamado abierto a la donación de "objetos que alegraron a sus dueños". La lista de seleccionados incluyó una raqueta de badminton y un inhalador. 

"Nuestra esperanza es que los visitantes se vayan un poco más sabios, un poco más felices y un poco más motivados para hacer del mundo un lugar mejor", dicen desde el museo. Sugieren ir acompañado: "la felicidad no disminuye si se comparte, no es una torta".

El impacto del Covid en el bienestar

Los datos de una encuesta global sobre el bienestar, dirigida por el Imperial College de Londres junto con la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible y el Informe Mundial de la Felicidad, revelaron cómo la pandemia de coronavirus está afectando la satisfacción de las personas con la vida. En Occidente, los países más afectados por el COVID-19 son generalmente más infelices.  También mostró que los jóvenes están menos satisfechos con la vida, a diferencia de la situación previa.