Tandil vuelve a llevar el salame a lo más alto (o a lo más largo) tras haber batido un nuevo récord global por tener el más extenso del mundo. La ciudad superó su propia marca en el festival gastronómico de Chacinar del Salame y el Cerdo. La Escribana Marcela Lorea fiscalizó la longitud y determinó que, efectivamente,  Tandil tiene el salame más largo de todos

La única certeza era que debía medir más de 100 metros, ya que en el 2020 había medido 99,5. Por eso, luego de unos minutos de chequearlo, las personas allí presentes comenzaron a festejar, según describió La Voz de Tandil en su cobertura. Al final, el salame más largo del mundo llegó a medir 113,36 metros. Expuesto sobre una tarima, el chacinado estuvo expuesto y fue medido ante una multitud de vecinos y turistas en la fiesta regional más importante del lugar. 

Las personas que participaron del festival tuvieron la posibilidad de degustarlo una vez que se comprobó su longitud. A su vez, la organización anunció que 25 metros serían donados a diferentes organizaciones benéficas con la finalidad de subastarlo y recaudar dinero.

"Hoy podemos decir con orgullo que tenemos integrada una economía regional que derrama no solo en la industria de producción de salame de cerdos, sino a todas las industrias aledañas que nos acompañan, como el turismo y la gastronomía de Tandil, que nos dan un marco increíble", sostuvo la presidenta de la Denominación de Origen de Tandil (DOT), Juana Echezarreta. 

Industria del salame en Tandil

Los encargados de la fabricación del producto fueron el Municipio de Tandil, la DOT, la Asociación de Productores Porcinos (Apportan) y el Grupo de Técnicos y Productores de Cerdos de Sudeste de la Provincia de Buenos Aires (GTPC). Todos ellos pertenecen al Clúster Porcino de Tandil

El intendente Miguel Ángel Lunghi destacó la importancia de su elaboración pero también del funcionamiento de la industria local tras la pandemia: "En momentos de amargura, de tristeza, de estar aislados, mantuvieron sus fábricas activas, cuidando al personal, y no parando la producción. Y muchos desde el DOT, están ampliando", resaltó. Además, remarcó el rol de los empresarios del rubro "que estuvieron al lado de los trabajadores". 

La localidad busca elaborar sus chacinados con materia prima regional, previendo que el ganado se alimente con pasturas y a base de maíz, con cuidados específicos para garantizar la calidad de la carne.  Esas prácticas son combinadas con el aprovechamiento del clima, lo que permite lograr la consistencia y otras particularidades propias del producto.