Las autoridades de las diferentes entidades sector prestador privado de la salud expresaron su apoyo y acompañamiento al Gobierno nacional en su gestión por la restructuración de la deuda con acreedores privados, que permita generar un panorama de previsibilidad económica para superar la pandemia, promover la inversión privada y generar puestos de trabajo.

“Alcanzar un acuerdo en la reestructuración de la deuda es un pilar fundamental para poder salir de la crisis y empezar a reordenar la economía post Coronavirus”, sostuvo José Sánchez, presidente de la Federación de Cámaras de Empresas Médicas y Medicina Domiciliaria (FEM).

Esta declaración también fue acompañada por la Confederación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA), Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA), Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio (CEDIM) y la Cámara de Entidades Prestadoras de Salud (CEPSAL).

Además, todas las entidades reconocieron el trabajo conjunto con el Gobierno nacional, en particular con las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación y la Superintendencia de Servicios de Salud, que permite afrontar de la mejor manera la pandemia de Covid-19.

“El trabajo que viene realizando el ministro Ginés González García y todo su equipo en el Ministerio de Salud fue fundamental para entender la situación particular que atraviesan las clínicas y buscar la manera de poder seguir abocados a la lucha contra la pandemia”, destacó Mario Lugones, presidente de CEPSAL.

El sector privado de la salud genera cerca de un millón de puestos de trabajos de manera directa e indirecta y presta atención médica a gran parte de la sociedad. Desde el inicio de la pandemia, las empresas de emergencias médicas trasladaron más de 15 mil pacientes sospechosos de Covid-19 en todo el país. Las entidades pusieron de manifiesto también su necesidad de que puedan volver a la actividad varias de las áreas de la medicina que no están incluidas dentro de actividades esenciales.