La NASA comenzó con la alineación del telescopio espacial James Webb y su cámara pudo captar los primeros fotones de luz de una estrella lejana que pasaron por sus espejos, lo que significa que alcanzó el primer hito de un largo un proceso de alineación de tres meses que permitirá a la humanidad ver más lejos en el espacio y más atrás en el tiempo que nunca antes.

El equipo del James Webb comenzó a alinear el telescopio esta semana y recibió con alegría los primeros fotones de luz estelar que reflejan sus espejos para ser detectados por la Cámara del Infrarrojo Cercano, o NIRCam.

Al principio, estas imágenes estarán desenfocadas, pero el equipo del James Webb las utilizará para afinar poco a poco el telescopio. Aunque el proceso acaba de comenzar, la NASA reveló que los resultados iniciales coinciden con las expectativas y simulaciones del equipo.

Esta primera imagen es el inicio de un proceso que durará tres meses contará con siete fases. Y es que el poder de observación del telescopio James Webb proviene de su espejo primario dorado de 6,5 metros de diámetro. Éste se compone de 18 segmentos hexagonales, cada uno de los cuales tiene 1,32 metros de diámetro. Estos segmentos tienen que funcionar juntos y eso significa que deben coincidir con una fracción de la longitud de onda de la luz, unos 50 nanómetros.

Según un comunicado de prensa de la NASA, "las imágenes tomadas por Webb durante este periodo no serán imágenes "bonitas" como las nuevas vistas del universo que Webb desvelará a finales de este verano (en el hemisferio norte). Sirven estrictamente para preparar el telescopio para la ciencia".

Ahora el telescopio apunta a HD84406, una estrella brillante aislada. Cada uno de los 18 espejos enviará imágenes al telescopio, y cada imagen estará desenfocada y distorsionada. El equipo tendrá que mover los segmentos de los espejos para averiguar qué espejo está produciendo cada imagen, y luego inclinar los espejos para apuntar las imágenes a un punto común. En este punto, si todo va bien, tendrán una imagen de 18 puntos desenfocados y borrosos.

Paso a paso, cómo se alínea el espejo del James Weeb

A continuación, en el segundo paso, alinearán cada segmento de espejo para ajustar las distorsiones observadas. Resultado final: un conjunto de dieciocho tomas menos borrosas.

En el tercer paso, en tanto, se trata de apilar las dieciocho imágenes uniéndolas lentamente en una sola imagen unificada.

El cuarto paso es la fase gruesa. Es cuando los segmentos del espejo, que todavía actúan como 18 espejos pequeños, se ajustan para que empiecen a actuar como uno grande. Esto se hará tres veces.

El quinto paso es el ajuste fino, que también se realizará tres veces, justo después de cada ajuste grueso. Este proceso también se repetirá cuando sea necesario a lo largo de la vida útil del Webb.

Durante el sexto paso, el equipo tomará la alineación en el campo NIRCam y la aplicará al resto de los instrumentos. Se utilizará un algoritmo para calcular las correcciones necesarias para alinear todos los instrumentos científicos.

En el septimo y último paso llegan las correcciones finales, cuando se limpian los pequeños errores de posicionamiento que han quedado del Fine Phasing.

En cualquier momento de este proceso, pueden volver atrás y repetir los pasos que sean necesarios para afinar la sintonía fina.