Paraguay celebró este jueves la decisión de la Unesco de declarar como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad al tereré, la tradicional bebida de hierbas de este país.

"Estamos emocionados por este reconocimiento, que representa un orgullo para todos los paraguayos, incluidos los extranjeros que se han adaptado rápidamente a nuestras costumbres", dijo el ministro de Cultura de ese país, Rubén Capdevila, en declaraciones a la agencia AFP.

Se trata de la primera manifestación cultural oriunda de Paraguay que es declarada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por parte de la Unesco, el órgano de las Naciones Unidas dedicado a la educación, la ciencia y la cultura.

De dónde es el tereré

El tereré forma parte de una costumbre que se remonta a épocas anteriores de la conquista española, y los primeros registros ciertos que se tienen de él lo asocian a los aborígenes guaraníes.

Aunque también es consumido típicamente en las provincias del noreste argentino y en el sur de Brasil, fue registrado oficialmente por la Unesco como patrimonio inmaterial de Paraguay, ya que es la bebida oficial de ese país.

El jueves, sin embargo, la Unesco declaró al chamamé como patrimonio cultural inmaterial de Argentina.

Se trata del tercer elemento argentino inscripto como tal, además del tango en 2009 (junto con Uruguay) y el fileteado en 2015.

Cómo se prepara el tereré

El tereré es una infusión de hierbas medicinales refrescantes (pojá ñaná, en lengua guaraní) que se prepara para soportar el intenso calor del verano que promedia entre los 30 y 40 grados.

Se consume fría y con bombilla dentro de una guampa de cuerno vacuno, y debe contener yerba mate.

El agua con la infusión de hierbas se deposita en un recipiente (jarra de arcilla, plástico o metal) y se toma en ronda grupal, aunque esa tradición está interrumpida por la pandemia de coronavirus.