La NASA llevó a los primeros tres hombres a la Luna hace 50 años. Sin embargo, el retorno de los astronautas al satélite no pudo volver a lograrse. El año previsto para el regreso estaba pautado en 2024 pero parece que ese viaje tendrá que prorrogarse. 

Un informe de la central espacial norteamericana indicó que "los retrasos en el desarrollo de un traje espacial" hacen "imposible" que los astronautas pongan el pie en la Luna en 2024.

Según ese estudio los trajes "no estarán listos para el vuelo hasta abril de 2025 como muy pronto", pero ante estos problemas Elon Musk respondió que " SpaceX podría hacerlo si se necesita", y parece plantear una alternativa para mantener la fecha prevista para esta misión espacial.

Space X desarrollará un traje espacial para la NASA

El informe fue compartido en twitter por Michael Sheetz un periodista de CNBC que destacó cómo los trajes espaciales para la futura misión a la Luna implican una inversión de tiempo y dinero de más de más de 1.000 millones de dólares y 14 años en desarrollo que se alargarían aún más, porque "esos trajes llegarán dos años tarde frente a la fecha prevista".

Elon Musk contestó al comentario que "si la NASA necesita ayuda SpaceX podría prestársela". La empresa creada por Musk ya desarrolló indumentaria para los astronautas que viajan en la nave Crew Dragon a la Estación Espacial Internacional (EEI). Sin embargo, los trajes espaciales necesarios para la misión a la Luna son más complejos.

Los atuendos que usan los astronautas a bordo de la EEI "se diseñaron hace 45 años para el Space Shuttle", y aunque ha habido ciertas mejoras en esos trajes a lo largo de los años, la NASA comenzó a trabajar en tres nuevos programas de desarrollo en 2007.

NASA: avance de los proyectos 

Hasta el momento se invirtieron 420,1 millones de dólares en el desarrollo de nuevo trajes espaciales, y se espera invertir aproximadamente 625,2 millones de dólares más que harán que "el costo total sea superior a 1.000 millones de dólares" para 2025.

Aunque la NASA tenía previsto mantener el 2024 como objetivo para volver a poner un atronauta en la Luna, el problema con los trajes espaciales (que se une a otros obstáculos como el Covid) podría retrasar ese hito.

Según Musk, uno de los problemas con los atuendos es que "hay demasiados cocineros en la cocina", en referencia a que el traje necesita componentes de 27 empresas distintas.

El CEO de Tesla indicó en abril de 2021 que la fecha de 2024 para el viaje a la Luna es factible, sobre trodo después de lograr ser parte del programa Artemis tras ganar un contrato de 2.900 millones de dólares para que su cohete Starship sea el encargado de llevar los astronautas a la superficie lunar.