La tecnología de punta aplicada a la industria automotriz avanza no sólo para que puedan hacerse viajes más seguros y con menor emisión de C02 para disminuir la contaminación ambiental, sino que será posible jugar en consolas de videojuegos durante el trayecto. Tal es el caso del nuevo Tesla, presentado por el CEO de la compañía, Elon Musk.

La Advanced Micro Devices (AMD), empresa detrás de esta innovación, dio a conocer que estos vehículos eléctricos vendrán equipados con dispositivos que tienen la misma potencia que las PlayStation 5 o las Xbox Series X|S, hasta 10 teraflops.

La fabricante de procesadores y tarjetas gráficas confirmó lo prometido por el propio Musk en enero, que los  Tesla Model S y Model X contarán con su propio sistema de gaming integrado

AMD detalló que estos coches contarán con el microprocesador APU integrado al procesador Ryzen y una Unidad de Procesamiento Gráfico (GUP) basada en RDNA 2 para impulsar la experiencia de entretenimiento de estos vehículos con soporte para juegos AAA.

¿Qué hace esta tecnología?

La APU Ryzen ofrece un alto rendimiento de gráficos 3D y capacidades multimedia 4K, mientras que la GPU RDNA 2 permite un alto rendimiento. A estas dos características se suman experiencias impulsadas por inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático, incluidas el control de voz en lenguaje natural y la supervisión de la alerta del conductor.

La firma explicó que la mayor potencia de los procesadores de estos Tesla solo se activará cuando el sistema de entretenimiento lo requiera, por ejemplo, para ejecutar juegos AAA, lo que permitirá ahorros de energía.

Musk, cofundador y líder de Tesla, tuiteó que la entrega del Model S Plaid, el más reciente modelo de la compañía, comenzará el 10 de junio, tras algunos retrasos.