Las miradas del mundo están puestas en la región amazónica de Brasil, el pulmón del Planeta, que está siendo azotada por devastadores incendios en medio de acusaciones cruzadas de la dirigencia.

La gobernación de Amazonas declaró el estado de "emergencia" ante los incendios forestales favorecidos por el "desmonte" que el mes pasado avanzó el 278% en todo Brasil según datos del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (Inpe), se informó ayer.

Con información satelital aportada por el Inpe, el gobierno contabilizó 1.699 focos de incendio en el primer semestre del año, con un "preocupante" incremento en zonas relativamente próximas a la capital, Manaos.

La Secretaría de Medio Ambiente estatal informó de un aumento "exponencial" de los incendios en el mes pasado de julio. Por su parte el presidente Jair Bolsonaro volvió a respaldar a su ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, y rechazó las críticas a su política ambientalista. La semana pasada el mandatario destituyó al director del Inpe por difundir los datos de la deforestación en todo el país.

Bolsonaro acusó ayer a las organizaciones ambientalistas de tener responsabilidades en los incendios de región amazónica, que este año aumentaron un 80% respecto del año pasado. El mandatario hizo declaraciones frente a las críticas nacionales e internacionales sobre la luz verde que otorgó a la explotación económica de la selva amazónica y el despido de científicos que realizan el control de la deforestación.

La Amazonia concentra el 52,5% de los incendios de 2019 en Brasil y el lunes pasado una nube proveniente de las quemas de bosques en el estado de Rondonia, en la frontera con Bolivia y Perú, oscureció a las 15 horas a la ciudad de San Pablo.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos