Durante la primera semana de la fase estricta de la cuarentena que se implementa desde el 1 de julio hasta el 17 en las grandes ciudades y áreas de transmisión comunitaria del coronavirus, el uso de transporte público cayó 20% con respecto a la semana anterior.

Según datos del uso de la tarjeta SUBE en el transporte público, los números de la primera semana de aislamiento estricto son similares a la segunda quincena de abril, cuando hacía casi un mes que se había declarado la pandemia de coronavirus y toda la Argentina se encontraba en la fase 1.

Comparado a tiempos en que no existía el aislamiento social, preventivo y obligatorio, la caída alcanza el 80%.

"En esta semana, los valores son similares a la segunda quincena de abril. Estamos bien en la disminución de la circulación de las personas. Seguramente es a expensas del aumento del uso de autos particulares, pero el impacto que tiene es diferente al uso de transporte público", explicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

Con este panorama, pidió "redoblar el esfuerzo" para minimizar la circulación de personas y, con ellas, el virus, para que así "podamos ver los resultados y el sistema de salud siempre pueda seguir dando respuesta a quien lo necesita".

La funcionaria reiteró que el objetivo de la fase estricta de la cuarentena que transitan hoy los grandes aglomerados urbanos y zonas de transmisión comunitaria es no sólo disminuir la circulación de personas, sino también "generarle más tiempo al sistema de salud para poder seguir dando respuesta".

"La disminución de la circulación de las personas en este tiempo buscamos que nos muestre una minimización de la transmisión y un menor número de casos y personas internadas en cuidados críticos en los próximos 14 a 20 días", sostuvo Vizzotti.

El objetivo de Argentina "es siempre poder dar respuesta desde el sistema de salud para prestar cuidado a cada una de las personas" afectadas, enfatizó.

Coronavirus en números

El coronavirus en Argentina acumula 97.509 casos totales, de los cuaes 1.818 fallecieron y 42.694 se recuperaron.

Los contagios por circulación comunitaria del virus siguen en aumento y ya representan el 48% de la transmisión, mientras que 33,4% lo obtuvieron por contacto estrecho con otra persona afectada por Covid confirmado, y sólo 1,1% son casos importados. El resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Los pacientes con Covid-19 positivo que están internados en unidades de terapia intensiva son 701, de las cuales el 91,5% están en Capital Federal y la provincia de Buenos Aires.

El porcentaje de camas de cuidados críticos que están ocupadas en todo el país son el 51,2% de las existentes en todo el país, mientras que en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) este porcentaje de ocupación llega a 58,2%.