El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, advirtió este viernes que la edad promedio de los adultos que se encuentran internados en las camas de terapia intensiva bonaerenses por coronavirus ya se ubica en 61 años.

"En la Provincia de Buenos Aires, ayer, la edad promedio de los 1821 internados en cuidados intensivos fue de 61 años. De ellos, 851 -prácticamente la mitad- tienen MENOS de 61 años. Es lo que vi al recorrer nuestros hospitales", apuntó el mandatario en redes sociales.

El llamado de alerta de Kicillof se hace eco del último relevamiento realizado por la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva ( SATI) de alcance nacional y que ubicó a este promedio en 53 años. 

"Anteayer mencioné un estudio de la SATI que advierte que la edad de los pacientes en terapia intensiva por COVID viene bajando en esta segunda ola hasta alcanzar un promedio de 53 años", repasó el gobernador bonaerense. 

A una semana de que venza el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 241 que dio paso a nuevas restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y con 38 distritos bonaerenses en fase 2, Axel Kicillof insistió en que "no alcanza con ser joven para salvarse de tener la enfermedad en su forma más grave".

"En Argentina ya se acumulan 2.796.768 casos registrados y se contabilizan 60.620 fallecidos. Burlarse de estos datos contribuye a negar la situación angustiosa, dramática, que como pueblo estamos transitando. No alcanza con ser joven para salvarse de tener la enfermedad en su forma más grave. No es una “gripecita”", remarcó.

Críticas a la oposición y nueva llamado al cuidado

El mandatario provincial volvió a rechazar el accionar de Juntos por el Cambio por "actuar de manera tan destructiva, boicoteando las medidas de cuidado y sembrando dudas y desconfianza hasta sobre la efectividad de las vacunas".

"Hasta donde yo sé, en ningún país del mundo el principal partido de oposición actuó de manera tan destructiva, boicoteando las medidas de cuidado y sembrando dudas y desconfianza hasta sobre la efectividad de las vacunas", fustigó en redes sociales.

Kicillof instó a no acatar el llamado a rebeldía que impulsó el ala dura del bloque opositor liderado por la titular del PRO, Patricia Bullrich, y el expresiente Mauricio Macri.

"Llamar a rebelarse contra las medidas de cuidado que se adoptan en todo el mundo y que recomiendan todos los especialistas solo produce más contagios, más muertes y además enloquece a quienes debemos proteger", concluyó.