El Ministerio de Ambiente entregó equipamiento de laboratorio para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de Castelar para que sus técnicos puedan elaborar proyectos e investigaciones orientadas a dar respuestas a la pandemia del coronavirus y para fortalecer los trabajos sobre recusos genéticos dentro del llamado Protocolo de Nagoya.

El titular de la cartera ambiental, Juan Cabandie, y el de Agricultura, Luis Basterra, participaron de una reunión virtual con investigadores del INTA y de la UBA que trabajan en proyectos biológicos y genéticos contra el virus Sars CoV-2. Cabandié destacó que la puesta en marcha de estos proyectos que desarrollan investigadores del INTA demuestra "la capacidad de articulación desde el Estado y el sistema de ciencia y tecnología para generar desarrollos".

"Estamos ante una gran oportunidad de visibilizar el valor de los recursos genéticos ante una situación donde los problemas son agudos", enfatizó, en tanto, Basterra.