La habilitación de las salidas a hacer actividad física en la ciudad pusieron de manifiesto no sólo el entusiasmo runner y la importancia de cuidar el cuerpo, sino también la cantidad aún insuficiente de espacios verdes, los cuales además no son accesibles a todos los habitantes por igual. 

Buenos Aires es una de las ciudades con menos espacios verdes por habitante del país, y un 12,4% de su población reside lejos de un espacio verde público, es decir, a más de 350.000 porteños les falta un parque o una plaza más cerca de su vivienda. La población más vulnerable sufre en forma desproporcionada la falta de acceso a espacios verdes: más de una cuarta parte registra un bajo acceso a espacios verdes, situación que solo afecta a un 4% de los residentes del nivel socioeconómico más alto. 

Los datos surgen de la Fundación Bunge y Born, que desarrolló un Atlas de Espacios Verdes en Argentina, cuyo objetivo principal es detectar la disponibilidad de espacios verdes de acceso público en las 155 localidades que componen los grandes aglomerados urbanos del país.

En la capital, que tiene cerca de los tres millones de habitantes, se detectaron casi 15 millones de m2 de espacios verdes públicos, entendidos como superficies verdes de libre acceso de más de media hectárea. Esto implica que en CABA se dispone, en promedio, de 5.13 m2 de espacio verde per cápita. "En comparación con lo que ofrecen otras ciudades, es poco. Utilizando similares fuentes de datos, en Nueva York un análisis reciente encontró 13,6 m2 por habitante, y cantidades aún mayores en el resto de las 50 urbes principales de Estados Unidos. Del mismo modo en Europa un estudio determinó más de 30 m2 por habitante en Bruselas", detalla el informe. 

La medida de los 10 minutos

Para los parques y otros espacios verdes, se sabe que una distancia de hasta 10 minutos a pie es el umbral a partir del cual se observa que los vecinos los usan para realizar actividad física. En el caso de CABA, gran parte de la superficie de la ciudad se encuentra a menos de 10 minutos de caminata de un parque o plaza (párametro de acceso definido en la iniciativa en la iniciativa internacional 10 minutes walk). Sin embargo, la distribución de estos espacios verdes es desigual y existen amplios corredores urbanos donde la población reside a una distancia mayor al umbral recomendado.

"Estudios recientes también han vinculado la presencia de espacios verdes con un efecto beneficioso sobre diversas dimensiones de la salud pública, tales como el desarrollo cognitivo en la primera infancia, la salud mental, una reducción de la prevalencia de diabetes tipo 2, e incluso una reducción general de la mortalidad", destacan desde la Fundación.

Más notas de

Paula Boente

American Food Week: platos típicos made in USA

American Food Week: platos típicos made in USA

El poder del té: negocio, disfrute y salud

El poder del té: negocio, disfrute y salud

Escapadas de verano: cinco destinos para tomarse un respiro

Escapadas de verano: cinco destinos para tomarse un respiro

Las series más esperadas de 2022

Las series más esperadas de 2022

Cobra Kai estrena cuarta temporada: más patadas y nostalgia ochentosa

Cobra Kai estrena cuarta temporada: más patadas y nostalgia ochentosa

Landscapers: un crimen, entre la realidad y la ficción

Landscapers: un crimen, entre la realidad y la ficción

Vacaciones en marcha: cómo veranean los argentinos en 2022

Vacaciones en marcha: cómo veranean los argentinos en 2022

Clásico y moderno: la evolución del pan dulce

Clásico y moderno: la evolución del pan dulce

Poner el cuerpo en acción: tendencias fitness

Poner el cuerpo en acción: tendencias fitness

Turismo de Bienestar: poner mente, cuerpo y emociones en equilibrio

Turismo de Bienestar: poner mente, cuerpo y emociones en equilibrio