Especialistas en seguridad  informática alertan por una estafa cada vez más común en sitios de  compra y venta por Internet que en las últimas horas se cobró como  víctimas a usuarios que pensaron que estaban ante un auto en oferta, entregaron varios miles de pesos como parte de pago y  finalmente no recibieron el vehículo.

El abogado especialista en Delitos Informáticos Daniel Monastersky alertó que esta farsa electrónica es concretada  gracias a la falta de campañas de prevención en compras por medios  digitales, ya que en estos casos “los delincuentes no buscan, sino  que las víctimas los eligen a ellos”.

Para lograrlo, los estafadores utilizan una técnica denominada “typosquatting”.“Cambian alguna letra del nombre de la página o dirección de mail y la gente cree que es la real”, explicó.

Una de las víctimas resultó Claudio, a quien lo derivaron al  correoinfo@mercadosenvios.com, presuntamente habilitado para  transferir el vehículo, y desde ahí le enviaron un talonario para efectuar el pago.

“Me salió en OLX un Honda Civic 2.000 con muchos kilómetros. Cuando me contacto con la mujer, me dice que no recibe mensajes  por esa página y me pide que le mande a otra dirección de correo. Ahí me cuenta que está fuera del país y con su hija con problemas oncológicos y me dice que los papeles los tiene Mercados envíos”,  relató la víctima.

Y prosiguió: “Me mandaron un talonario para pagar en Rapipago, 20.000 pesos pagué y se suponía que en 48 horas te entregaban el  auto y vos pagabas la diferencia. Pero al otro día me pedían 20.000  más por un seguro del Ministerio de Transporte, que es imposible.Ahí me di cuenta que era mentira”.

Claudio contó que primero denunció la situación en un sitio y  desde allí Mercado Pago le respondió que se trataba de un mail  falso que los involucraba pero no pertenecía a la compañía.

“Ahora hice la denuncia en la Justicia. Yo mi plata la perdí,  pero hay un montón de casos iguales. Esperemos que sirva para que  no pierda dinero otra gente”, expresó el comprador sobre su  expediente, el número 8170/2018, que tramita el Juzgado Criminal y  Correcional 7 y en el que intervendrá la Fiscalía 30.

Las quejas por este tipo de delito se acumulan en la Justicia y  más aún en las redes sociales.
Al respecto, Monastersky señaló que los delincuentes “se aprovechan de la necesidad: apuntan a quien tiene interés sobre el  producto, entonces es la víctima la que los elige a ellos”.

El especialista en Ciberseguridad advirtió que “lo primero que  hay que hacer ante estas estafas es no enviar dinero sin tener los  papeles, hablar por teléfono con el vendedor o encontrarlo  personalmente” y agregó que “cuando mandan una dirección, hay que  chequear que sea la real, sin faltas de ortografía”.

“Hay que tener sentido común. Cuando se compra algo por  plataformas hay que mirar los precios. Si todos varían, por  ejemplo, entre 100.000 y 130.000 y aparece uno a 20.000 es  evidente que algo raro hay en ese precio irrisorio”, dijo.

Al sumar otra recomendación mencionó: “También hay que fijarse  si el mail tiene errores, como de un traductor, porque  probablemente sea gente tratando de estafar desde otro país”

Con respecto a las dificultades de la investigación,  Monastersky precisó que “OLX puede pasar los datos de la IP, pero  esta gente evidentemente toma recaudos porque tiene conocimientos  técnicos para enmascarar y que no se sepa su identidad, o al menos dificultar el camino de la investigación”.

Por su parte, la página OLX dejó en claro que “no se involucra  de forma alguna en las transacciones que se realizan entre los  usuarios” y añadió: “El pago, la forma de entrega y otros detalles  son acordados únicamente entre el vendedor y el comprador”.