El turismo fue una de las actividades más golpeadas por la pandemia del coronavirus (Covid-19). Hotelería, gastronomía, comercios e incluso las autoridades de los municipios de la Costa Atlántica confían en el comienzo de la temporada de verano para hacer rebotar los números que el Covid-19 dejó en rojo. Sin embargo, en el primer sábado del 2021 las temperaturas veraniegas de entre 24 a 30 grados hicieron que las playas se dejaran ver llenas de turistas - aunque menos que otros veranos - poco preocupados por una segunda ola de la pandemia.

Lavarse las manos constantemente, uso del tapabocas y distanciamiento social continúan siendo las principales medidas de prevención mientras la vacuna Sputnik V sigue llegando al personal esencial y se espera la aprobación y los acuerdos con las otras vacunas.

Temporada de verano en la Costa Atlántica 

Los medios, como las redes sociales reflejaron la falta de medidas sanitarias que las personas aplicaron a la hora de cuidarse contra el coronavirus. Falta de tapabocas, poca distancia social y grupos de más de diez personas en las playas fueron algunas de las características a resaltar. 

El uso de barbijo en la playa no es del todo obligatorio si existe una distancia prudencial entre las familias o los grupos de personas.El tapaboca sí es obligatorio en la calle antes de llegar a la playa o al momento de irse, así como al entrar en un comercio o restaurante. 

Dos chicas en su propia "burbuja" sin barbijo pero separadas del resto de los turistas en una playa en Necochea

Luego de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo donde muchas familias han decidido juntarse a festejar, sumado a las reuniones por fin de año entre amigos, el miedo latente es que un nuevo pico de contagios impulse a que el presidente, Alberto Fernández, y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, opten por tomar medidas más estrictas para evitar la propagación del virus tal como se hizo en Formosa donde el departamento de Matacos volvió a fase 1

Por su parte, la situación epidemiológica por coronavirus en el Área Metropilitana de Buenos Aires ( AMBA) reveló un marcado aumento de casos de Covid-19 en las últimas semanas y el presidente anticipó que estudian la posibilidad de aplicar un "toque sanitario" que "sirvió en algunas provincias". 

"Lo que ha servido en algunas provincias es el llamado ‘toque sanitario’ que es que, a partir de determinada hora, no se puede circular en la calle y que, si las fuerzas de seguridad te ven caminando por la calle, te agarran y te llevan a tu casa", explicó el mandatario en diálogo con Radio 10. 

El escenario de curva de contagios en aumento en el  AMBA ya equiparó los niveles de septiembre y el temor reside en que esa situación pueda replicarse en los municipios más concurridos de la Costa Atlántica como Mar del Plata, Pinamar, Necochea y Villa Gesell; y, por lo tanto, que las autoridades aprieten el "botón rojo" para restringir la movilidad de los turistas y el acceso a las playas. 

Postal prepandémica de esta tarde en una playa de Necochea

El cuadro no deja de ser preocupante ya que por el aumento de reservas de alojamiento esperan que el número de turistas crezca antes del 15 de enero y con él está latente la propagación del virus. Al mismo tiempo, el país corre el riesgo de seguir los pasos de Europa que atraviesa una segunda ola tan fuerte como la primera dónde el principal vector de contagio son los jóvenes e incluso en paises como el Reino Unidos han descubierno una nueva cepa.