La Línea 144 de la provincia de Buenos Aires vuelve a ser estatal, tal como lo hizo efectivo el gobierno bonaerense. Se trata de un canal telefónico de atención y asesoramiento para víctimas de violencia de género, que ahora también incorporó como empleadas a 80 operadoras y 8 coordinadoras.

La estatización le otorga al Ministerio Mujeres, Géneros y Diversidad Sexual bonaerense la potestad de la gestión de la línea y sus empleadas, y se enmarca en la regulación del empleo público que el Gobierno de la provincia lleva adelante, se indicó en un comunicado.

Estela Díaz, ministra de las Mujeres en la provincia, había asegurado el 8 de marzo pasado que su gestión buscaba "reconstruir" la situación de las empleadas de la Línea 144, que “no eran trabajadoras del Estado porque estaban tercerizadas", lo que generaba una serie de problemas en sus condiciones laborales.

La estatización no sólo modifica la condición laboral, sino que permite que la Línea 144 se desarrolle "como un servicio de atención primaria para mujeres y personas LGTBI+ como parte de las políticas públicas de prevención y erradicación de las violencias", indicó un comunicado oficial.

Los cambios en la Línea 144

“Cuando se crea el Ministerio, la prioridad era la estatización de la Línea 144. Nos encontramos con situaciones aún peores de las que imaginábamos respecto al funcionamiento y las condiciones de trabajo. Hubo que reformular todo, en un año de pandemia y en un servicio que por su función fue considerado como esencial”, afirmó la subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, Flavia Delmas.

Desde el ministerio precisaron que entre los objetivos del área "era prioritario mejorar la atención de la Línea 144 PBA y la condición de las trabajadoras, que se encontraban reguladas por el ente privado ProvinciaNet".

En ese sentido, dijeron que la primera medida fue la incorporación de una supervisión interna que puso a disposición un equipo que atienda a las necesidades de las trabajadoras y permitió "otorgar derechos básicos e indispensables requeridos, como las jornadas de descanso adecuadas para quienes realizan la tarea de atención y asesoramiento".

Por otra parte, se amplió el tiempo de carga de casos al sistema, que antes era de 15 minutos posteriores a la finalización de la llamada, insuficiente para que las operadoras pudieran generar un informe detallado que de cuenta de cada situación de violencia.

“Cada día construimos más y mejores instrumentos para que el gobierno bonaerense atienda las necesidades de la población y de las mayorías populares. Trabajamos para darle respuestas a quienes más lo necesitan, a quienes sufren desigualdad. Trabajamos para que cada día haya menos violencia”, señaló Díaz.

La Línea 144 brinda atención en situaciones de violencia por razones de género las 24 horas, los 365 días del año. Además de las llamadas se pueden enviar mensajes por Whatsapp o Telegram al 221 508 5988.