Un trabajo que describe a partir de estudios realizados en animales las posibles dosis de melatonina, la hormona que regula el sueño, que podrían indicarse a personas para prevenir el impacto del coronavirus en el sistema nervioso central fue publicado recientemente por investigadores argentinos en la revista científica Melatonin Research.

"Si bien en los pacientes infectados con Covid-19 los hallazgos clínicos indican que la inflamación excesiva y un sistema inmunitario deprimido contribuyen sustancialmente a la enfermedad pulmonar, otras evidencias sugieren que el cuadro infeccioso puede tener un origen neurológico", señaló a Télam Daniel Cardinali, investigador de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Cardinali -autor de la reciente publicación "Altas dosis de melatonina como una herramienta terapéutica potencial para las secuelas neurológicas de la infección por Covid-19"- describió que esta hormona que se conoce por su efecto regulador del sueño tiene efectos potentes como "antioxidante, antiinflamatorio e inmunoestimulante"."Además -señaló- cumple una acción protectora del sistema renina-angiotensina que regula una enzima (ECA2) que es clave en el ingreso del SARS-Cov-2 a las células".

El especialista describió que "la infección no controlada con Covid-19 se acompaña de un cuadro inflamatorio generalizado y de inmunosupresión" y, en este contexto, "la administración de dosis de melatonina en el orden de los 100 miligramos diarios podría bloquear el cuadro inflamatorio y revertir la inmunosupresión, como lo revela la primera serie de pacientes examinada en la literatura internacional".

En el artículo, Cardinali describe a partir de los estudios en animales la dosis potencialmente adecuada en seres humanos para prevenir el impacto en el sistema nervioso central de la infección por coronavirus.

Actualmente, existen al menos tres estudios clínicos en España que utilizan la melatonina, dirigidos a la prevención en personal de salud y al tratamiento de pacientes graves en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), explicó el investigador.

"La melatonina actúa tanto en la fase de infección como en la de desarrollo de la enfermedad. Un trabajo reciente sobre una población de 11.672 casos verificó que en los pacientes que recibían tratamiento con esta hormona la incidencia de infección era significativamente menor", describió Cardinali.

Concluyó que, además, "la melatonina tiene un alto perfil de seguridad, es de bajo costo y puede autoadministrarse por lo que se convierte en un tratamiento preventivo atractivo".