Ante el proyecto de la empresa noruega Equinor, YPF y Shell por extraer petróleo de la superficie marítima cercana a las costas de Mar del Plata, Greenpeace publicó un estudio que realizó con otros organismos para evaluar cuáles son las probabilidades de que ocurran derrames. 

Se trata de una investigación en conjunto con el Centro de Tecnologías Ambientales y de Energía y la Facultad de Ingeniería de Olavarría, elaborada a partir de datos oficiales y de otros países como Estados Unidos y Brasil en donde ya se implementó la explotación offshore.

La exploración sísmica para ese proceso implica disparos por cañones submarinos que generan un impacto por sus ondas sonoras y los sectores ambientalistas y especialistas ya habían alertado por el efecto en la flora y fauna del ecosistema marítimo

Resultados del estudio

Se analizó un modelo de probabilidades frente a los distintos niveles de producción de petróleo y cómo eso influiría en la posibilidad de que hubiera derrames: mientras la producción energética sea mayor, lo mismo sucederá con las chances de ocurrencia de un derrame

Lo arrojado por el análisis advierte que para bajas producciones de petróleo hay un 98,66% probabilidad de que ocurra al menos un derrame, para luego alcanzar el 100% unos años más tarde

En base a ese estudio, Greenpeace recreó un modelo de derrame para evaluar cómo impactaría en la costa argentina en caso de que sucediera en el Bloque CAN 100, donde se asentaría el proyecto energético. 

Determinó que en 11 días el petróleo derramado de 990 barriles llegaría a las costas marplatenses y en 28, a las uruguayas

Audiencia pública por la exploración sísmica

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación convocó a una audiencia pública en la que alrededor de 400 personas se manifestaron en contra de la realización de este tipo de proyectos. Por su parte, las personas que estaban a favor fueron 12.