La autopsia hecha a Fabián Gutiérrez indica que el ex secretario presidencial fue torturado antes de ser asesinado.

El estudio forense ya está en manos del juez de la causa, Carlos Narvarte

Según informó el diario La Opinión Austral, de Río Gallegos, el cuerpo mostraba un fuerte golpe en el parietal derecho (y no izquierdo como se pensaba originalmente), un corte en el cuello, otro en la rodilla, y la cara desfigurada por los golpes. Además, presentaba signos de tortura en los dedos de las manos.

La autopsia debía estar lista el lunes y la demora en sus resultados hizo que la querella pidiese la intervención de la médica forense del Poder Judicial de Santa Cruz, Roxana Contreras, aunque finalmente el trabajo a destajo del forense Francisco Echandi permitió concluir el proceso antes de que ello fuera necesario.

Además, pudo comprobarse que, al momento de su asesinato, Gutiérrez vestía un pantalón negro marca Tascani, una remera marrón y ropa interior marca Tommy Hilfiger. Su cuerpo fue trasladado al lugar del hallazgo en una sábana negra con listones verdes.

Los principales acusados son Facundo Zaeta de 19 años y Agustín Zaeta, su hermano de 23 años, considerados autor material y encubridor del crimen respectivamente. Su defensa está a cargo de Carlos Muriete, quien en los últimos días incorporó a su equipo a Carlos Telleldín, acusado por el atentado a la AMIA.

También están acusados Pedro Monzón, de 18 años, y Facundo Gómez, de 20.

Gutiérrez había desaparecido el jueves 2 de julio en El Calafate y su cuerpo fue hallado dos días después en la casa que alquilaba uno de los acusados, que sin embargo no vivía allí. Las investigaciones indican que fue asesinado en su propia vivienda y que luego su cuerpo fue trasladado hasta el lugar en una camioneta.

Fue secretario presidencial entre 2003 y 2005 y entre 2007 y 2010 y luego declaró como arrepentido en la causa Cuadernos.