El gobierno británico expresó su preocupación sobre el uso de los datos y la información personal de los usuarios luego de la masiva viralización de FaceApp o "la aplicación para envejecer". Anteriorimente, Estados Unidos dio lugar a reclamos para que el FBI investigue el asunto.

La aplicación, que superó los 150 millones de descargas en todo el mundo, permite al usuario tomarse una foto de su rostro y, a través de un filtro, agregarle o quitarle años. "Somos conscientes de las historias que plantean inquietudes sobre FaceApp y las estamos considerando", informó la Oficina del Comisionado de Información británico.

Lo especialistas, por su parte, adivirieron que la información que proporciona el usuario podría ser utilizada para violar seguiridad biométrica. Además, indicaron que no se sabe "cómo la empresa maneja la privacidad de los usuarios y para qué se usan realmente las fotos que se suben a la app".

"La mayoría de las imágenes se eliminan de nuestros servidores dentro de las 48 horas posteriores a la fecha de carga" afirmó en un comunicado la empresa, creada en 2017 el desarrollador ruso Yaroslav Goncharovb.

Y agregó: "Solo subimos una foto seleccionada por un usuario para editarla. Nunca transferimos ninguna otra imagen del teléfono a la nube", sostuvo Goncharov.

Alexis Sarghe, consultor en seguridad informática, afirmó que con la información de la aplicación móvil  "cualquier agencia de inteligencia podría estar actualizando sus bases de datos con datos actuales míos".

Actualmente, Estados Unidos se encuentra escéptico a la posibilidad de que una empresa radicada en Rusia acceda a grandes cantidades de información, luego de la supuesta intromisión rusa para afectar la imagen política de Hillary Clinton en 2016 y consolidar la victoria del actual presidente de EE.UU., Donald Trump.

El senador estadounidense Chuck Schhumer, líder de la bancada demócrata, pidió que la Comisión Federal de Comercio y el FBI se involucren en una investigación sobre la seguridad y privacidad en FaceApp.

La aplicación requiere "un acceso completo e irrevocable a las fotos y datos personales" que podría presentar "riesgos para la seguridad nacional y para la privacidad de millones de ciudadanos estadounidenses", sostuvo el legislador.

Por último, el Comité Nacional Demócrata les pidió a los candidatos presidenciales del partido que hagan una campaña para eliminar la aplicación de forma inmediata, señalando su procedencia rusa, informó The Washington Post.