El investigador francés Frederic Martel, autor de ensayos que exploran la incidencia de las redes digitales sobre los consumos culturales, sostiene que el mundo se abre a un cambio de paradigma para el que será necesario regular la privacidad y los abusos de posición dominante de los conglomerados de Internet como Google y Facebook.

En su tercera visita a la Argentina, nuevamente como escala de trabajo para relevar las cifras y testimonios que formarán parte de su nuevo texto, que surgirá de un relevamiento en más de treinta países, el sociólogo se ocupa de reflexionar acerca de las consecuencias que trajo el desplazamiento masivo de los lectores desde los medios impresos hacia Internet y en especial de la errónea percepción de consenso que promueven las redes sociales.

Martel se refirió a la disolución de las fronteras entre lo público y lo privado generada a partir de la transición entre la paranoia desatada tras el atentado a las Torres Gemelas en 2001 a la actual exposición casi impúdica de la intimidad a través de canales como Facebook o Instagram.

Frederic Martel sostuvo en una entrevista, que somos víctimas de una dominación bastante fuerte, de un abuso de posición dominante. "Es cierto que hoy muchas personas consultan los medios a través de la web, a través de la cual también escuchan música y eventualmente miran series de televisión. Cada smartphone tiene un promedio de 25 aplicaciones, aunque utilizamos unas diez solamente, mayoritariamente Facebook, Google Maps, Whatsapp, Messenger, Instagram" afirmó y agregó: " Este universo conforma un ecosistema concentrado en unos pocos dueños. Por eso es indispensable regular esas empresas para evitar distorsiones y que evadan impuestos".

Por otra parte comentó sobre los algoritmos que por el momento siguen siendo imperfectos. y si bien son buenos para decir lo que sucede en el mundo actual o conseguir el pasaje más barato de avión, son muy malos para predecir lo que se quiere escuchar como música a la mañana en función del estado de ánimo. El algoritmo no puede preveer el éxito ni el gusto. A propósito, acuñé una expresión que se llama la “smartcuration”, que sirve para decir que el futuro de la recomendación será una mezcla entre algoritmo y recomendación humana.

Además, afirmó que la paradoja de la vida humana es tenerle miedo a una agencia de inteligencia como NSA de Estados Unidos, cuando a la vez, se postean fotos en Facebook o Instagram que describen los aspectos más intimos en la vida de la gente. "Creo que tenemos que desconfiar de dos cosas: por un lado de las herramientas como las que puede disponer la NSA, pero por el otro de los recursos que tienen hoy Facebook o Google, que poseen mas información sobre nosotros que la propia NSA".