Francisco Madariaga Quintela, el nieto 101 recuperado por Abuelas de Plaza de Mayo en 2010 falleció este sábado, informó la ONG en un comunicado difundido en su sitio web. 

Hijo de Abel Madariaga, "pilar" de la organización de derechos humanos, fue uno de los pocos que pudo reecontrarse con su padre, actual y único integrante la comisión directiva de Abuelas.

"Francisco nació durante el cautiverio de su madre, Silvia Quintela, secuestrada el 17 de enero de 1977. Según testimonios de sobrevivientes, ella permaneció detenida en el CCD "El Campito" de Campo de Mayo, y en julio de 1977 se le practicó una cesárea en el Hospital Militar de esa guarnición", repasó la ong en el comunicado.

Desde Abuelas destacaron que Francisco "buscó su verdad, se encontró con su padre, con su historia, con su familia", lo que le permitió construir "vínculos y amistades entrañables".

El presidente Alberto Fernández sumó su mensaje de despedida: "Mi sentido abrazo y mis condolencias a la familia y seres queridos de Francisco Madariaga Quintela, nieto restituido por @abuelasdifusion", lamentó el mandatario. 

Por su parte, Cristina Kichner, calificó de "demasiado dolor", en una publicación en redes sociales junto a una fotografia en la que se la ve acompañada de Abel Madariaga y Francisco: "Adiós a Fran, que seguro por fin se va a encontrar con su mamá. 

El club Independiente también se hizo eco del fallecimiento:  "Fanático de nuestra institución y socio honorífico desde 2019", señaló la institución.
 

Francisco Quintela se acercó a Abuelas el 3 de febrero de 2010, manifestando que creía ser hijo de desaparecidos. La que decía ser su madre, la apropiadora Inés Susana Colombo, quien le había confesado que lo habían traído de Campo de Mayo y que su ex esposo, Víctor Alejandro Gallo, oficial de Inteligencia del Ejército Argentino y miembro del Batallón 601, le había dicho que el niño había sido abandonado en el Hospital Militar.