Los expertos que asesoran al presidente Alberto Fernández insistieron este jueves en la necesidad de cerrar locales gastronómicos y advirtieron que se puede llegar a los 60.000 casos por día si no se frena la segunda ola de coronavirus (Covid-19).

El infectólogo asesor de Nación y Provincia Tomás Orduna reveló que el grupo que integra le recomendó al mandatario "hacer restricciones fuertes" las próximas 2 o 3 semanas "para que tengan efecto". 

"Ayer tuvimos 40.000 casos. Son números a los que no queríamos llegar. Si esto sigue así la semana que viene tenemos 60.000 casos", alertó Orduna e hizo hincapié en el aumento de contagios por las "nuevas variantes de Covid 19" y por el "comportamiento social".

En esta línea, el médico del hospital Muñiz afirmó que "las medidas que hay que tomar deben ser contundentes".

Fin de semana Fase 1: ¿Qué pasa con la gastronomía?

Mientras la Ciudad de Buenos Aires evalúa el "cierre total" de comercios no esenciales, bares, restauantes y actividades los próximos fines de semana, el médico Tomás Orduna apuntó contra los locales gastronómicos en particular por "alentar" a las reuniones sociales. 

"Lamentablemente la gastronomía abierta es una convocatoria a la actividad social y encuentros entre contagiados y no contagiados. Se han roto todos los protocolos en la gastronomía. Es mucha gente de grupos distintos con distancias de fácil contagio", subrayó el infectólogo .

En consecuencia, Orduna pidió  frenar "los polos gastronómicos" en todo el país y consideró que "no sirven tampoco las mesas afuera".

 "Hay que parar la gastronomía y el comercio no esencial. Creo que debe estar acompañado con el cierre de escuelas", resaltó el médico y enfatizó que "la presencialidad de las clases a esta altura ya es claro que no".

"Un país con más de 50.000 casos es parecido a una situación de guerra, eso si tiene impacto económico", advirtió.

¿Se puede volver a Fase 1 en el país?

El línea con el infectólogo Orduna,  el médico clínico y también asesor presidencial Luis Cámera sostuvo que "hay que colocar un parate a esto" consternado por el récord de casos de 39.652 nuevos contagios. 

"Analizamos medidas sencillas. Hay que frenar la circulación de la gente y del virus. No hablamos de volver a fase 1, pero sí ajustar los puntos donde hubo problemas en estas restricciones", puntualizó Cámera.

"Hay que frenar. Le tengo miedo al comportamiento social. El problema no es cognitivo, sino que la gente no quiere hacer las medidas. Puede llegar a no respetarse", subrayó el médico.