La clave de descifrado universal para el ataque ransomware realizado por REvil a los clientes de Kaseya fue filtrado en foros de piratería, lo que permite a los investigadores vislumbrar por primera vez la misteriosa clave del ataque de ransomware más grande de la historia. Misteriosamente, el grupo desapareció y se cree que las advertencias de Joe Biden a Vladimir Putin tuvieron su efecto.

Después de una primera y muy esperada cumbre en la que el mandatario norteamericano advirtió a su par ruso que "ninguno quiere una Guerra Fría"; Biden llamó por teléfono a Putin para afirmarle que Estados Unidos tomaría "las acciones necesarias para defender a su pueblo" y pocos días después realizó una advertencias mucho más serias en una conferencia de prensa en la Casa Blanca: "Si terminamos en una guerra con una gran potencia, será como consecuencia de una violación cibernética".

En un discurso en la Oficina de la Dirección de Inteligencia Nacional, Biden apuntó contra el presidente ruso por “estar sentado en la cima de una economía que tiene armas nucleares, pozos de petróleo y nada más”, lo que catalogó como “un verdadero problema, lo que lo hace aún más peligroso”.

Aunque el ataque estaba resuelto desde que la compañía de software para empresas Kaseya recibió el código de descifrado el 22 de julio de un misterioso "tercero de confianza", lo que disparó todo tipo de especulaciones, a las que se le suma que esa misma clave se filtró este miércoles con una foto publicada en un sitio de piratería.

Alrededor de 1.500 empresas clientes de Kaseya fueron afectadas por el ataque de la banda rusa, lo que convirtió al hackeo en el ataque cibernético más grande de la historia.

El grupo había exigido 70 millones de dólares para revelar el código y así desactivar el virus que encriptaba los datos de las empresas, pero un tiempo después desapareció misteriosamente de la faz de Internet, lo que impidió que se efectuara el pago.

En aquel momento apareció el "tercero de confianza" y se sospecha que los servicios de inteligencia rusos develaron la clave a la policía estadounidense como un gesto de buena voluntad luego de las advertencias de Biden.

Ahora, la filtración de la combinación apareció en la web como una captura de pantalla que aseguraba ser la clave maestra para desbloquear las redes. Se creía que la misma podría funcionar en todas las operaciones de ataques cibernéticos pero se comprobó que aplicaba únicamente para aquellas empresas afectadas por el virus con el que se atacó a Kaseya, según varias compañías de seguridad tecnológica.