Un informe elaborado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) reveló que los principales destinos turísticos de invierno trabajaron al 50% de su nivel durante el fin de semana largo del Día de la Independencia. La falta del turismo extranjero y el poco movimiento de los turistas nacionales fueron los apuntados como los responsables de la baja demanda. 

A pesar de que fue el inicio de las vacaciones de invierno en muchas provincias, durante el fin de semana largo del 9 de Julio los principales destinos turísticos “coincidieron en que trabajaron al 50%-50 de lo que hubiera sido este feriado sin pandemia”, explicó el texto de la entidad Pyme y agregó que “los comercios vendieron poco, porque las familias gastaron principalmente en gastronomía y recreación”. 

Sin embargo, estos resultados no fueron inesperados ya que “estuvo en línea con las expectativas” que se barajaron desde los complejos turísticos. A su vez, desde la CAME especulan que incluso la cantidad de turistas y viajantes podría haber sido mayor este fin de semana, de no ser por la final de la Copa América, entre Argentina y Brasil el sábado, que retuvo a mucha gente en su ciudad a la espera del partido.

Además, el informe sostuvo que los requisitos de ingresos en algunos distritos desalentaron a moverse, especialmente los que solicitaban seguro de viajero, obra social con cobertura local y certificado de Covid negativo con escasa anticipación.

Los números del fin de semana largo

Con una estadía media de 2,6 días y un gasto diario per cápita de $2.250, el feriado del Día de la Independencia dejó ingresos directos por $3.217 millones en las economías regionales y la Ciudad de Buenos Aires.

La cámara empresaria calculó que entre el viernes y hoy, se reportó un gasto total de alrededor de $ 4.576 millones, con 1,6 millones de viajeros, de los cuales 550.000 correspondieron a turistas que viajaron a provincias en las que no residen habitualmente, mientras que algo más de 1 millón de personas se trasladaron a localidades cercanas en busca de ocio o recreación.

Ese total de 1.0545.000 de excursionistas que decidieron trasladarse a ciudades cercanas en busca de ocio, recreación, deportes o encuentros familiares, desembolsaron en promedio $1.300 cada uno, inyectando un total de $1.358,5 millones directos en los destinos elegidos.