La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) oficializó este viernes la autorización para llevar a cabo las pruebas de la fase 3 en Argentina de la vacuna contra coronavirus desarrollada por la empresa estatal china Sinopharm.

A través de una videoconferencia entre las autoridades sanitarias locales y representantes de la firma asiática, se dio luz verde para los ensayos que se realizarán por medio de la empresa ELea Phoenix, del grupo Insud, y la fundación Huésped.

El evento estuvo encabezado por el Ministro Gines González García, acompañado por el Embajador argentino en China, Luis Maria Kreckler, el Chairman de SINOPHARM, Liu Jingzhen, el Presidente de CNBG Wu Yonglin, el Director científico de ELEA, Eduardo Spitzer y el Embajador de China, Zou Xiaoli 


 
Sinopharm, la mayor farmacéutica china, ya obtuvo la autorización en su país para aplicar el fármaco en casos de emergencia (ya se aplicaron más de 150 mil dosis en territorio chino), y está acordando con socios estratégicos la realización de las pruebas de fase 3, previas a la comercialización. 

Los otros países en los también harán pruebas son Perú, Bahrein, Marruecos y Emiratos Árabes Unidos.

Desde las farmacéutica indicaron que esta vacuna está creada en base al virus inactivado, desarrollada por los institutos de biotecnología de Beijing y Wuhan, y podría ser entregada a nuestro país a partir de que se obtenga la autorización respectiva de la agencia regulatoria nacional, de acuerdo con las negociaciones que realicen ambas partes.