El obispo castrense Santiago Olivera consideró que el papa Francisco "seguramente estará con dolor" por el avance del debate sobre la posible legalización del aborto en la Argentina. "En esto está la vida de por medio y hay que ser muy respetuoso de los que no tienen voz ni para defenderse. Los sacerdotes sabemos lo que sufren las que abortan", señaló a un maturino. Olivera fue designado en su cargo por el propio Pontífice y hace unos meses viajó al Vaticano para mantener un encuentro personal con él, en el que hablaron, entre otras cosas, de la actualidad del país.