Una joven de 19 años creyó que su vida económica estaba casi resuelta al recibirla noticia de que los números en su billete de lotería habían sido declarados como ganadores. Rachel Kennedy de Reino Unido, no advirtió que un mínimo error arruinaría el acceso a la fortuna. 

El premio era de 182 millones de libras esterlinas, equivalentes alrededor de 223 millones de dólares. La joven se comunicó con la lotería, pero no podía creer lo que estaba escuchando. Los representantes de la casa en la que compró el billete, le explicaron que, al momento de adquirir los números ganadores, Rachel tenía en su cuenta 2.50 libras esterlinas, por lo que el banco rechazó la compra por falta de fondos.

A pesar de lo sucedido con la cuenta bancaria, no se evitó que el sistema le enviara una alerta que la declaró ganadora de la lotería.

Números ganadores

La joven anotó los números de siempre: 6, 12, 22, 29, 33, 6 y 11. Cada semana, desde hace cinco años, Rachel apuesta a los mismos números, pero nada en ese historial le servía para validar una compra que, en realidad, nunca sucedió.

Billete de lotería no reconocido

La historia desafortunada de una millonaria que no pudo ser millonaria, se hizo viral en las redes sociales, con el objetivo de que las personas verifiquen siempre que cuentan con fondos suficientes en las cuentas bancarias para comprar boletos de lotería. 

Lo único que hizo la empresa de lotería, fue desearle suerte en futuros sorteos. “Estaba en la cima del mundo cuando pensé que había ganado, pero me enteré de que no fue así; Liam estaba más molesto que yo”, declaró la universitaria a The Sun.