Leonardo Cositorto, CEO de Generación Zoe y acusado de una megaestafa piramidal, fue detenido en República Dominicana, luego de varias semanas de eludir a la Justicia, mientras que sus socios y empleados fueron apresados. Fugado en el exterior, usaba un "disfraz virtual" para evitar ser descubierto, pero no funcionó: lo encontraron por un error que cometió.

Cositorto no dejó de hablar con sus seguidores a través de conferencias de Zoom, en las que seguía pidiendo que "inviertan" en el proyecto. Así, mantuvo activa la estructura de Generación Zoe, que se sostuvo en pie a pesar de la causa iniciada en febrero. Este punto fue clave para los expertos de Interpol que lo buscaban desde que la fiscal de Villa María, Juliana Companys, pidió su detención y esa orden se disparó a las oficinas de Interpol de todo el mundo.

Detención de Cositorto 

Cositorto fue detenido en un apart hotel de la localidad de Juan Dolio. Fue en el tercer intento en que Interpol llegó a ubicar al líder de Generación Zoe, que esta vez no pudo escapar. El número uno de Generación Zoe deberá ser extraditado a la Argentina o, en su defecto y con un trámite más breve, expulsado del país y enviado a disposición de tres juzgados, uno cordobés y dos de Comodoro Py, que investigan sus acciones.

El "disfraz virtual" que no funcionó

La fiscal Companys habló sobre el método de Cositorto para camuflarse de forma digital. Para ubicarlo “se utilizaron varios elementos de tecnología en cuanto a las ubicaciones que nos surgían”, explicó a Clarín. Y apuntó: “Eso se utilizó con un arduo trabajo que hizo Interpol Argentina junto a sus pares de República Dominicana". 

En esta línea, la fiscal comentó que Cositorto cambiaba continuamente de IP (la ubicación de su computadora) y en ocasiones figuraba en Colombia. En otras palabras, usaba un "disfraz virtual" para escabullirse de la Policía.

"Sabemos que estaba desde hace un mes en República Dominicana", indicó Companys, mientras que Cancillería está tramitando el traslado. "Lo hace por colaboración o por deportación y están trabajando en eso. No tenemos idea del tiempo que eso puede demorar", dijo.

El dato clave que desmontó el disfraz

Una fuente cercana al caso confirmó a los medios que los investigadores analizaron las transmisiones de Zoom, videos de YouTube, entrevistas periodísticas que dio Cositorto y las direcciones IP desde las cuales se conectaba el prófugo para dar con el paradero del prófugo.

Dado que las IP daban como resultado varios domicilios posibles, los investigadores comenzaron a evaluar en detalle qué se veía en los videos y transmisiones de Cositorto y lo compararon con publicaciones de casas en alquiler en Santo Domingo, República Dominicana, para identificar desde cuál se comunicaba el estafador.

Tras al menos tres allanamientos negativos, las autoridades dieron con Cositorto gracias a una pista garantizada por los propios espectadores de sus transmisiones, quienes identificaron el lugar desde donde estaba transmitiendo a través de Zoom y avisaron a la Justicia.

Con este dato, los agentes de Interpol dieron por fin con la ubicación precisa del sitio en donde se encontraba alojado el prófugo y desde Interpol Argentina alertaron a sus pares de República Dominicana para que llevaran a cabo la detención. La información fue confirmada por Companys.

Generación Zoe y un prófugo 

Por otra parte, la fiscal Companys confirmó este lunes que sólo resta detener al ex juez federal Héctor Luis Yrimia para tener a los más altos exponentes de Generación Zoe tras las rejas. 

La funcionaria remarcó que es probable que en las próximas horas ordene otras detenciones en relación a la causa en la que permanecen presas 19 personas, con Cositorto en la nómina.