El ministro de la Salud de la Nación, Ginés González García, expresó este lunes que "es difícil entender la posición del gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez", quien cuestionó su supuesta obligación a "cerrar todo" tras la publicación del nuevo DNU de extensión de la cuarentena que restringe actividades en 18 provincias.

"Los datos que surgen del sistema provincial vienen advirtiendo cómo ha aumentado la circulación comunitaria del virus", agregó González García, quien también comentó: "Esos datos también dan cuenta que el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva en el aglomerado urbano de Mendoza Capital es cercano al 95%".

Los posteos de González García fueron respaldados por el presidente Alberto Fernández, quien se encargó de retuitear el hilo del ministro.

Desde el viernes, el sistema sanitario de Mendoza presenta una situación alarmante con un aumento récord de contagios de coronavirus (Covid-19) que registró un récord de 858 nuevos casos el 9 de octubre, según el reporte elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación, a los que se sumaron 573 el sábado y 571 el domingo.

La situación es tan delicada que el Ministerio de Salud de Mendoza requirió al Gobierno Nacional "insumos suficientes y acabamos de mandar 12 respiradores automáticos de un total de 40 que han pedido", agregó Ginés González García.

"Es difícil entender la posición del gobernador de Mendoza", dijo Ginés sobre la decisión del gobernador de Mendoza

Nuevas restricciones en Mendoza

Sin embargo, el gobernador Suárez aseguró este lunes que la provincia no acatará plenamente el decreto presidencial, a pesar del aumento récord de contagios de coronavirus que pone al sistema sanitario local en el límite de sus posibilidades, al tiempo que anunció que mañana se reunirá con el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con la intención de conseguir autorización para habilitar, además, reuniones familiares y religiosas.

"No vamos a volver a fase 1 en  Mendoza, seguiremos como veníamos”, explicó Suárez este lunes en conferencia de prensa, aunque el DNU precisa los departamentos que deberán volver al régimen de ASPO, pero no la fase.

Por eso, el ministro de Salud consideró: "Frente a semejante cuadro, la necesidad de restringir la circulación de personas tiene un solo propósito: garantizar que ningún mendocino o mendocina se quede sin la atención sanitaria que pudiera requerir".