El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, le solicitó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que retire el proyecto de ley de creación de la Universidad de Formación Docente (UniCABA), por lo que fue convocado por el Ministerio de Educación de la Ciudad a una "reunión informativa".

Poli, junto a representantes de asociaciones educativas, le reclamó a Rodríguez Larreta a través de una carta abierta que frene la iniciativa y abra en cambio un espacio de "diálogo genuino y multisectorial" para definir acciones que "profundicen los procesos de mejora permanente que realizan las instituciones de formación docente".

El pedido fue elaborado por el purpurado junto a la Coordiep, que congrega a las asociaciones de educación de gestión privada del país (de diversos credos y no confesionales); la Cesge, en representación de los 21 profesorados estatales; la Federación de Asociaciones Educativas Religiosas de la Argentina (Faera), que reúne a institutos católicos del país, el Consejo Cristiano Evangélico, el Profesorado Consudec, docentes e investigadores de la Universidad de Buenos Aires, la Asociación de Institutos de la Educación Superior (Aies) de educación de gestión privada y la Vicaría de Educación del arzobispado.

"Creemos que estamos ante una nueva posibilidad de diseñar una sólida política educativa en materia de formación docente, y para ello consideramos que debiéramos encontrarnos en los provechosos espacios donde la participación amplia y el diálogo entre los sectores que están comprometidos en el arte superior de la enseñanza, puedan llegar a consensos razonables y duraderos", sugirieron en la carta.

La respuesta de las autoridades llegó apenas horas después de que trascendiera la carta: el Ministerio de Educación de la Ciudad, que conduce Soledad Acuña, anunció que convocará en los próximos días a una "reunión informativa" a Poli "cuya temática es el proyecto de ley de creación de la Universidad de Formación Docente (UniCABA)".

En la misiva, Poli y las entidades advirtieron además -y a tono con los gremios del sector- sobre "el grave perjuicio para la educación" que generará el intento de una "racionalización centralista y consiguiente uniformidad de la formación docente en la Ciudad".

Según el proyecto de ley que el Ejecutivo porteño aspira a aprobar a inicios del año próximo, la UniCABA estará en la órbita del ministerio de Educación porteño, tendrá un rector designado por el Poder Ejecutivo de la Ciudad, una comisión de seguimiento integrada por 5 miembros de la Legislatura (3 por la mayoría, 2 por la minoría) y un representante del Ejecutivo que designará el Ministerio de Educación porteño.

En cuanto a la polémica por el cierre de 29 profesorados, la iniciativa prevé la transferencia de personal y presupuestaria y asegura que "los docentes gozarán de estabilidad laboral, conservando salario y antigüedad".