La empresa multinacional Google decidió implementar un sistema de reducciones salariales para sus empleados en Estados Unidos que decidan trabajar de manera remota permanentemente.

Teletrabajo

La empresa desarrolló una calculadora de pago para que los trabajadores puedan hacer una comparación entre los costos de viaje que tienen habitualmente hasta sus oficinas y los descuentos que tendrían si accionan desde sus hogares, por lo que cada uno podrá decidir entre ambas opciones contemplando estas variables.

Según indicó un portavoz de Google, normalmente ofrecen pagos diferenciados según las zonas de residencia, por lo que la gente que vive en zonas más lejanas a las oficinas recibe un sueldo mayor.

La misma modalidad es utilizada por compañías como Microsoft, Facebook y Twitter, quienes ofrecen salarios menores a quienes viven en zonas donde es más económico vivir. La contra cara son empresas como Reddit y Zillow, quienes ofrecen sueldos sin considerar los lugares de residencia.

Covid en Estados Unidos

Al margen del avance de la variante Delta de Covid en Estados Unidos, muchas empresas comienzan a pensar en el trabajo durante la post pandemia.

En esta línea, la modalidad de trabajo remoto aparece como una opción a utilizar, al menos de manera parcial entre los contratados de las grandes empresas, en especial las ligadas al mundo de la tecnología.

"Nuestra nueva herramienta de ubicación de trabajo se desarrolló para ayudar a los empleados a tomar decisiones informadas sobre la ciudad o el estado desde el que trabajan y sobre cualquier impacto en la compensación si eligen reubicarse o trabajar de forma remota", señaló el vocero. 

Malestar entre los empleados de Google

La idea no fue bien recibida por una gran cantidad de empleados que alertaron sobre la magnitud de los recortes. "Es un recorte salarial tan alto como el que obtuve por mi ascenso más reciente. No hice todo ese trabajo duro para conseguir un ascenso y luego recibir un recorte salarial", criticó uno de los trabajadores.

Según trascendió, los descuentos rondan entre un 5 y 15 por ciento del salario total dependiendo de la distancia que tengan los empleados entre sus hogares y los lugares de trabajo.

Por ello, un trabajador de Google en Stamford, Connecticut, que está a una hora de Nueva York en tren, recibiría un 15% menos de sueldo si decide continuar de forma remota.

Desde la empresa, aseguraron que no tienen la intención de implementar esta modalidad de descuentos salariales en Reino Unido. La legislación laboral en ese país estipula que los empleadores no pueden alterar aspectos de los contratos, como las tarifas salariales, sin el consentimiento de los empleados, o sin rescindir esos contratos y renegociarlos.