Activistas de la organización ambientalista Greenpeace realizaron este miércoles una intervención en el ingreso al predio de La Rural, en el barrio porteño de Palermo, y desplegaron un cartel de unos 18 metros con la leyenda "Ganaderos: los dueños del fuego". Con la bandera acusaron al sector agropecuario de ser "uno de los principales responsables de los incendios" que azotan distintos puntos del país desde hace varias semanas.

La organización sostiene que la Sociedad Rural está presionando para que el Congreso no sancione la Ley de Humedales y para que no se penalicen los incendios y desmontes.

 

"Nuestros humedales y bosques nativos están siendo destruidos por los incendios. Los sectores agropecuario e inmobiliario son los principales responsables de esta devastación. Necesitamos con urgencia una Ley Nacional de Humedales y, además, que se penalice la destrucción de estos ecosistemas y de los bosques y los incendios intencionales", sostuvo Leonel Mingo, coordinador de la campaña de clima y energía de Greenpeace.

Este miércoles por la mañana, integrantes de la organización, vestidos con los clásicos mamelucos de color naranja, escalaron hasta el cartel de publicidad que se encuentra en la entrada principal del predio y desplegaron la bandera.

Los manifestantes se colgaron con el ya clásico mameluco naranja

La organización indicó además, que en lo que va del año, unas 900 mil hectáreas se vieron afectadas en el país, y al momento, son 10 las provincias que tienen focos activos.

Córdoba es la provincia más afectada por los incendios hasta el momento, seguida por Entre Ríos por los incendios en el Delta del Paraná. Según un reporte del Servicio Nacional del Fuego actualizado hasta este martes, Córdoba cuenta con 315.994 hectáreas afectadas y Entre Ríos, 286.326.  

Esta acción es similar a la de agosto del año pasado, cuando la ONG desplegó pancartas contra los desmontes y responsabilizó al sector agropecuario de la “destrucción de bosques” en el marco de la inauguración de la Exposición Rural de Palermo.