Expertos chinos descubrieron que los gusanos de la harina si reciben nutrición complementaria, pueden descomponer más rápidamente el poliestireno, un plástico versátil usado para fabricar una amplia variedad de productos de consumo.

Yang Jun, profesor de la Universidad Beihang, y otros académicos de universidades chinas y estadounidenses publicaron sus descubrimientos en Chemosphere, una revista científica internacional.

Los nuevos hallazgos muestran que una cepa de gusano de la harina de una fuente de Estados Unidos puede biodegradar poliestireno y que proporcionar nutrición suplementaria a estos gusanos puede ayudar a aumentar las tasas de biodegradación.

Los artículos de poliestireno como bolsas de plástico, botellas y vajillas desechables son difíciles de descomponer en la mayoría de los ambientes.