Hace ya más de un mes que empezó la cuarentena. Las costumbres, que cambiaron de forma brusca, van moldeando nuevas rutinas. En estos días de encierro, la compra de comida fue el principal motivo de las salidas. Así lo reveló una encuesta online realizada por el Instituto de Tecnología de UADE con el objetivo conocer los hábitos alimentarios y de actividad física durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio de personas residentes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense.

Del sondeo se puede observar que el 75% de las personas encuestadas salió a comprar alimentos al menos una vez durante el periodo analizado, las cuales en promedio han realizado 3 salidas. El 31% afirmó que era indispensable porque ya no tenía comida y el 29% sostuvo que necesitaba y quería alimentos frescos. Entre las personas de más de 60 años, el 69% también dejó el hogar en algún momento. 

Una parte importante de los encuestados han realizado cambios en sus hábitos alimentarios durante el aislamiento. Se observa que un 33% ha comido por aburrimiento y que un 20% ha comido más frutas y verduras. Un 70% destaca que cocinó comidas especiales como actividad de tiempo libre.También sobresale que casi la mitad (48% de los encuestados) consumió más alimentos dulces (postres, chocolates, tortas, caramelos, etc.) respecto de una semana normal.

El agua ha sido la bebida preferida (66%) y en relación con las bebidas alcohólicas un 25% ha incrementado su consumo durante el aislamiento.

En lo que se refiere al presupuesto destinado a los alimentos y bebidas, la mayoría (57%) de los encuestados confirma que ha incrementado su gasto en alimentos con relación a una semana normal, un 25% dice que fue similar y el resto se distribuye entre los que gastaron menos y los que no lo puede cuantificar. 

Limpieza uno por uno

En relación con la higienización de los productos adquiridos, nueve de cada 10 personas lavaron todos los alimentos (frescos y envasados). El 61% los lavó con lavandina diluida con agua, un 18% con alcohol diluido con agua y un 21% con otros productos.

Las compras se han realizado mayoritariamente en negocios de cercanía y de pequeñas dimensiones como verdulerías, almacenes de barrio y supermercados pequeños. De las personas que han realizado compras 51% manifiesta que no ha encontrado todos los alimentos que necesitó o deseó adquirir.

Los servicios de entrega a domicilio de productos han sido utilizados solo por el 35% de los encuestados, con un promedio de dos pedidos en el período estudiado. El 31% ha realizado pedidos de comida lista a domicilio (delivery) y, en promedio, realizaron también dos pedidos durante el aislamiento.