En estos últimos días todas las miradas están puestas sobre la melatonina, una neurohormona producida principalmente desde el cerebro por la glándula pineal que podría prevenir, frenar y aliviar los síntomas del coronavirus (Covid-19), según explicó el portal de España 20minutos.

Alejandro Romero Martínez, actualmente profesor de Toxicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y uno de los mayores expertos en la materia del país con destacadas publicaciones científicas explicó que "su principal uso es como reguladora del ciclo del sueño".

"Pero sus múltiples beneficios, como su acción oncostática y antimetastásica (capaz de inhibir el crecimiento de células tumorales y evitar su migración hacia otros órganos) o sus efectos antiinflamatorios, entre otros, llevaron a que un gran número de investigadores la estén testando en modelos experimentales y ensayos clínicos en un gran número de patologías", afirmó. 

Pese a que la melatonina "no es un compuesto dirigido a reducir la carga viral" ni actuar "sobre Enzimas implicadas en la replicación del virus", posee múltiples acciones antivirales indirectas, explica el artículo del sitio 20minutos.

"Entre los síntomas observados se encuentran la mala calidad del sueño y las cefaleas, probablemente sería uno de sus principales beneficios", asegura este Doctor en Biología de 42 años natural de Palmeira, Ribeira de Madrid. Y afirma: "La suplementación exógena permitiría ejercer su actividad antiinflamatoria, antioxidante e inmunoestimuladora".  Ralentizaría la propagación y tendría un elevado perfil de seguridad

"Por sus propiedades, podría servir como un agente terapéutico para ralentizar en mayor o menor medida la propagación de la Covid-19", aseguró el profesor Romero, quien precisó que "sólo la puesta en marcha de ensayos clínicos permitirá dilucidar la eficacia".

Además su elevado perfil de seguridad, sin apenas efectos secundarios con dosis elevadas, permitiría una administración preventiva: "En el caso de que una persona se infectara, esta molécula sería capaz de poner en alerta su organismo para hacer frente al virus". 

Otro aspecto interesante de la melatonia como tratamiento adyuvante, destaca el profesor Romero, es que "su administración en combinación con otros fármacos no solo mejoraría el estado de los pacientes infectados, sino que reduciría los posibles efectos secundarios que se derivarían de los mismos". 

La melatonia y el coronavirus

Ya están marcha numerosos ensayos clínicos en hospitales para certificar la eficacia de la melatonia frente al coronavirus. Uno de los más destacados se está realizando en el Hospital Universitario La Paz de Madrid en colaboración con siete centros hospitalarios españoles más. El estudio se centra en evaluar la eficacia y seguridad del medicamento melatonina 2mg en personal sanitario expuesto de forma permanente al coronavirus. 

El ensayo contará con la participación de un total de 450 profesionales sanitarios y el objetivo será comprobar si el uso preventivo de este medicamento podría evitar el contagio entre el personal sanitario con alto riesgo de infección.