Camila Borda, la niña de 11 años que fue encontrada asesinada el domingo en la ciudad bonaerense de Junín y por cuyo crimen quedó detenido un vecino, fue violada y luego estrangulada con un cable, según la autopsia. Los vecinos realizaban ayer por la noche una marcha en reclamo de justicia.

El fiscal que investiga el caso, Sergio Turrón, aseguró a la prensa que está "convencido" de que el detenido por el caso, identificado José Carlos Varela (40), fue el autor del crimen y estaba totalmente consciente de "la monstruosidad" que estaba cometiendo. La Fiscalía General de Junín indicó en un comunicado que el informe preliminar de la autopsia reveló que "la muerte de la víctima ha sido tras un paro cardiocirculatorio traumático secundario a asfixia mecánica tras estrangulación por lazo".

Respecto del acusado, el fiscal aseguró que existen pruebas contundentes que lo involucran. Además, el sospechoso tenía abiertos tres perfiles en la red social Facebook, en los que publicó mayormente fotos de niñas y niños y una lista de más de 1.600 contactos formada por numerosas jóvenes y adolescentes.