La presencia de humo en parte de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano se notaba este sábado por la mañana, producto de los incendios en la zona del Delta, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

"El humo se debe a los incendios activos en el Delta; el viento del noroeste provoca una visibilidad reducida por humo que va a continuar en las próximas horas hasta que cambie el viento al sector norte o noroeste", explicó Lucas Berengua, meteorólogo del organismo, a TN.

El especialista aseguró que se esperan temperaturas máximas de 38 grados este sábado en la Ciudad de Buenos Aires e indicó que "la posibilidad de tormentas" aumenta a partir de este mediodía.

"Las tormentas eléctricas aisladas puede traer un freno a las altas temperaturas", aseguró Berengua, aunque el alivio se sentirá a partir del lunes.

Imagen del humo recorriendo la Ciudad y el Gran Buenos Aires 

¿Cuándo baja la temperatura?

El SMN informó que avanzará un frente frío desde el extremo sur hacia el norte que provocará un descenso en las marcas térmicas mañana en el norte patagónico y sur de la región pampeana.

En tanto, en el comienzo de la semana próxima el ingreso de aire frío provocará un nuevo descenso de temperatura en la región central del país, con máximas entre los 20 y 25 grados, que con el correr de los días podrían bajar aun más y estar acompañadas de eventos recurrentes de precipitaciones, indicó el organismo.

Humo e incendios

Con las altas temperaturas y la sequía se profundizaron los focos de incendios que de a poco se van controlando por las dotaciones de bomberos, aunque ante la escasez lluvias y la dirección del viento, la posibilidad de reaviviar el fuego continúa latente.

No sólo el Delta se ve afectado sino que  el secretario de Control y Monitoreo Ambiental de la Nación, Sergio Federovisky, expresó su preocupación por los incendios forestales que se registran en varias regiones de la Argentina y advirtió que "estamos atravesando una temporada muy adversa desde el punto de vista climático".

"Llevamos dos años consecutivos de sequía, una emergencia hídrica declarada por el Gobierno a mitad del año pasado en la cuenca del Rio Paraná, Limay y en otras provincias, además de una ola de calor persistente que se ha agudizado estos días", señaló el funcionario en diálogo con Télam Radio. 

En tanto, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) dio cuenta de focos activos en las provincias de Chubut, Buenos Aires, Río Negro, San Luis, Santa Fe, Salta, Formosa, Mendoza y La Pampa.