Científicos y médicos estudiaron la alteración del olfato a pacientes con coronavirus (Covid-19) desde la aparación de los primeros síntomas hasta pasados los seis meses desde la infección y descubrieron un curioso resultado.

De los 2.600 contagiados por Covid-19 de hospitales europeos, el estudio arrojó como resultado que el 72%de los analizados manifestaron anosmia o hiposmia (pérdida total o parcial del olfato). Con esta cifra se coloca al síntoma como el más prevalente de la enfermedad,  delante de los típicamente respiratorios provocados por el coronavirus como tos, fiebre y dificultad para respirar que están presentes en el 40% de los casos, según datos publicados en el Journal of Internal Medicine.

Conexión: gravedad de Covid-19 con la distorsión olfatoria

Lo curioso del resultado es la relación que tiene el grado de coronavirus con la pérdida del olfato, ya que demostró que en los casos leves de anosmía estaba presente en el 85,9%, en cambio los graves o críticos no superaban el 7%, según publico el sitio El PAÍS.

“Es como una marca natural para reconocer la firma del virus. Cuando compruebas la prevalencia de la disfunción olfatoria entre todos los grupos con respecto a la gravedad, se puede observar que en pacientes graves o críticos, se da apenas en el 10% de los casos”, dijo el investigador de la Universidad de Mons (Bégica) y coautor del estudio Jérome Lechien.