El agua volvió a generar una situación de emergencia en las provincias del Norte donde se conoció tristemente la muerte de una menor en los últimos días.

Una nena de 13 años de la comunidad wichí María Cristina murió ahogada en un espejo de agua formado por las inundaciones que hace más de 20 días afectan esa zona del oeste formoseño debido a los desbordes del río Pilcomayo, confirmó el ministro de Gobierno de la provincia, Jorge González.

El hecho ocurrió el jueves "en la zona de la cañada", cercana a la comunidad, donde "había unas criaturas jugando sin la custodia de ningún adulto en uno de los espejos de agua que se formaron por la crecida del Pilcomayo y lamentablemente una niña de 13 años falleció ahogada", detalló el ministro a Télam.

En tanto, en Salta, el caudal que bajaba del río Pilcomayo y se acumulaba ayer cerca de la frontera con Formosa y las intensas lluvias en todo el norte de la provincia originaron la evacuación de 60 personas del paraje El Mulato, mientras que la crecida de los afluentes del Bemejo complicaban la situación en el sur de Embarcación.

Fuentes de la Junta Municipal de Emergencia de Santa Victoria Este informaron que 60 personas del paraje El Mulato fueron evacuadas y fueron alojadas en un centro dispuesto en la escuela Rosario Pañaloza de la localidad de Alto La Sierra.

En Jujuy, cuatro familias de la localidad de Lozano se autoevacuaron debido al desborde del río Grande y la crecida de cauces y arroyos en varios puntos de la provincia, informó ayer el director de Emergencias local, Alejandro Cooke. "Las familias se autoevacuaron por prevención a raíz del desborde del río Grande. El agua ingresó a sus casas y ahora están en sectores más altos donde viven sus familiares", dijo Cooke a Télam.